Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
El fitness funcional, una modalidad centrada en los movimientos

El fitness funcional, una modalidad centrada en los movimientos

Hace un tiempo que ha empezado a sonar una nueva modalidad de entrenamiento, el fitness funcional. Con ayuda de un artículo publicado en la versión digital de El Mundo, veamos entonces de qué se trata este nuevo concepto que promete ser más "holístico" en cuanto a los movimientos, prevenir las lesiones y mejorar el rendimiento.

El fitness funcional tiene su origen en la rehabilitación fisioterapéutica, y deja un poco de lado los aparatos y métodos tradicionales del típico entrenamiento de gimnasio, para dar lugar a otros elementos como pueden ser las poleas, balones medicinales, gomas, las kettlebells, entre otros, según explicó José Carlos García Anastasio, entrenador personal especializado en esta nueva modalidad de fitness.

La diferencia básica entre el fitness funcional y el trabajo en  máquinas es que no se centra en entrenar un músculo o grupos de músculos, sino en un movimiento, según explicó García Anastasio. De acuerdo a lo que cada persona necesite, el entrenador diseñará la estrategia que mejor se adecúe en su caso en particular.

Los movimientos que se trabajan están basados en los naturales, "los básicos del cuerpo humano", y los pilares de este tipo de entrenamiento son los mismos para todas las personas, sean mayores, deportistas, novatos o mujeres embarazadas: "locomoción, rotación, cambios de nivel, empujar y tirar".

El eje de trabajo es, precisamente, la parte central del cuerpo, el tronco (ó, como lo llaman los norteamericanos, "core"). "Si pensamos en nuestro cuerpo como un árbol, los trabajos específicos de brazos y piernas lo que hacen es engrosas las ramas. Esta disciplina persigue el fortalecimiento del core", explicó Esmeralda Mata, doctora en ciencias de actividad física y el deporte y experta de la Federación Española de Aerobic y Fitness.

De este modo, con movimientos "multiplanares y multiarticulares" se consigue "un trabajo global, holístico", señaló la especialista. Los músculos que más se trabajan con estos movimientos son "el transverso del abdomen, el diafragma, el suelo pélvico y los oblicuos internos" .

Tras este entrenamiento holístico se logra una mejora en la coordinación, equilibrio, propiocepción y la actividad neuromuscular. Según detallaron los expertos esta modalidad no pretende reemplazar al "entrenamiento tradicional" sino que más bien se presenta como un complemento ideal, "la forma de aprender a usar y potenciar la fuerza ganada con las pesas", y de lograr una  mayor agilidad y "versatilidad".

Finalmente, García Anastasio destacó el "factor lúdico" de esta disciplina y el hecho de que "se queman más calorías que en otras modalidades", ambos factores que han hecho que en otros países como los Estados Unidos haya ganado adeptos muy rápidamente.

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario