Fiebre en bebés: recomendaciones sobre cómo actuar

Fiebre en bebés con madre

En muchas ocasiones, cuando tenemos un bebé en casa, ocurre que nos encontramos en situaciones que no sabemos cómo resolverlas y los nervios se apoderan de nosotros. A veces resulta complicado descubrir qué es lo que realmente le ocurre a nuestro pequeño, sobre todo cuando hablamos de enfermedades. Es muy común que los bebés puedan presentar cuadros de fiebre alta, ya que son más débiles a los cambios de temperatura. Y la fiebre en bebés es algo que siempre nos preocupa, sobre todo la primera vez que nos encontramos con ella.

Cuando ocurre algo así, sobre todo en momentos de fiebre alta, los padres acudimos rápidamente al pediatra. Esta no es una mala solución e incluso se puede llevar al niño a urgencias si notamos que la temperatura ha aumentado de manera considerable. Siempre es recomendable acudir a un especialista si la fiebre supera los 38 grados centígrados. Pero en otras ocasiones el aumento de temperatura de un bebé puede resultar algo normal, y no hay de qué alarmarse. Es por ello que debemos saber cómo reaccionar en cada momento, pues estos casos son muy habituales cuando tenemos niños pequeños en casa. Por este motivo, hoy vamos a comentar algunos consejos que te van a venir muy bien si te encuentras en una situación parecida. Así sabrás cómo tratar a tú bebé rápidamente y no tendrás que sufrir excesivos dolores de cabeza debido a esta situación.

Fiebre en bebés, conoce la temperatura del niño

Quizá todos estemos recordando cuando nuestras madres nos tomaban la temperatura con aquellos termómetros antiguos de mercurio. Hacerlo era habitual, tratándose de un método muy habitual de antaño para conocer los grados de calor que tenía la temperatura del niño. Esto ayudaba a saber si el bebé tenía o no fiebre y sigue siendo algo que se recomienda hacer hoy día, aunque con los  termómetros que se usan ahora. Cuando creamos que nuestro bebé puede presentar un cuadro febril, lo primero que debemos hacer es tomarle la temperatura corporal. Hoy en día como decíamos, gracias a los avances tecnológicos existen una gran variedad de termómetros digitales con los que podemos determinar rápidamente si el niño está destemplado. Es el primer paso que debemos hacer para conocer el estado del bebé.

Recuerda que hay muchas zonas en las cuales podemos medir la temperatura del cuerpo, sin embargo, y en el caso de los más pequeños en mayor medida, la vía rectal es el mejor lugar para saber si nuestro bebé puede tener fiebre.

Fiebre en bebés niño

Mantener al niño cómodo e hidratado

Algunas veces caemos en el tópico de abrigar demasiado a nuestros niños cuando tienen fiebre infantil para que así comiencen a sudar y bajen la temperatura de un modo más rápido. Lo cierto es que este método no está del todo verificado y es más, los expertos aseguran que es mucho mejor mantener al bebé lo más cómodo posible. Es más recomendable vestirlo con ropa ligera, que no sea una carga para él, así como también olvidarnos de taparlo con mantas demasiado pesadas. También es beneficioso mantener la habitación en la que se encuentre el niño con una temperatura adecuada, porque el exceso de calor en este lugar puede empeorar el estado febril del pequeño.

Cuando notemos que nuestro hijo tiene fiebre in, rápidamente nos daremos cuenta de que necesitará una hidratación mayor, pues el aumento de temperatura hace que el cuerpo pierda más cantidad de agua. Por este motivo debes mantener a tu bebé hidratado, siendo una buena opción darle leche materna. También tienes que tener en cuenta la humedad que presenta en otras zonas del cuerpo. Por ello tienes que cerciorarte de que los pañales no estén secos o de que el pequeño produzca una cantidad suficiente de saliva. En casos de fiebres altas, una buena hidratación es fundamental para que el estado del bebé no empeore.

Ten cuidado con los medicamentos

Aunque hemos comentado anteriormente que no se debe acudir al pediatra si nuestro bebé presenta un cuadro de fiebre que entra dentro de lo habitual, sí que debemos consultarle sobre los medicamentos que podemos darle al niño. Medicar a un bebé puede ser muy peligroso si no se conocen los posibles efectos secundarios que pueden alterar el estado del pequeño. Para bajar la fiebre uno de los más utilizados es el ibuprofeno, sin embargo en ocasiones acudimos a la típica aspirina. Este medicamento se ha relacionado con el Síndrome de Reye, una enfermedad rara y algo desconocida, pero con efectos muy graves para el niño, dado que daña el cerebro y el hígado.

Si crees que tu bebé puede tener fiebre, no dudes en seguir estos consejos para así saber cómo reaccionar en todo momento. En cuadros de altas temperaturas, te recomendamos acudir al pediatra y, siempre que necesites medicar a tu pequeño, no lo hagas sin antes consultar a un especialista. La fiebre en bebés puede ser muy traicionera, así que siempre hay que mantenerse alerta.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz