Fatiga, recomendaciones sencillas que te ayudarán a evitarla

mujer con fatiga

Aunque pienses lo contrario la fatiga no solo es síntoma de tener problemas digestivos o de un momento de cansancio puntual. Generalmente cuando nos sentimos así es porque llevamos ya algún tiempo descansando de forma inadecuada, nuestro cuerpo está verdaderamente agotado y las situaciones de estrés se han hecho casi insostenibles. Para que no te ocurra esto hoy vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a evitar la temible fatiga. Si los llevas a cabo notarás los resultados en seguida.

Fatiga, comenzando por lo básico

Recuerda que nunca hay que llegar al cansancio extremo. No vivas al límite en este sentido. Tu cuerpo es un templo que debes cuidar y una de las principales cosas que tienes que hacer es descansar y relajarte. De este modo evitarás esa sensación de malestar y la fatiga desaparecerá rápidamente. Mucho mejor así ¿no crees?

Cuántas veces habremos dicho que necesitamos descansar más. Pero al final siempre se queda en palabras y no logramos llevarlo a la práctica. Tu cuerpo se resiente y al cabo del tiempo nos sentimos fatigados y verdaderamente agotados. Está en tu mano evitar esta situación. Recuerda que dormir bien y relajarte son dos aspectos muy importantes para sentirte genial.

Existen muchos métodos de relajación. Algunos son muy sofisticados y otros puedes hacerlos desde casa, pero todos son bienvenidos. Por ejemplo, un baño caliente o sentarte un rato en ese sofá que tanto te atrapa te irán muy bien como técnicas para relajarte. Es muy sencillo. ¡Oye! También puedes probar a ir a un centro de masaje o zambullirte en un jacuzzi… hay tantas cosas entre las que elegir… Opta por la que más te guste.

Dormir bien

Por otro lado, hemos comentado que hay que dormir bien. Esto es fundamental si queremos evitar estar fatigados. Por lo general se recomienda dormir una media de 8 horas diarias. A lo mejor tú necesitas menos tiempo, pero nunca duermas menos de 6 horas. De igual modo tampoco te excedas, más de 10 puede llegar a cansarte aún más. Duerme las horas que necesite tu cuerpo, pero siempre de forma regular, no intentes luchar contra el sueño.

También nos suele ocurrir que en el momento de irnos a la cama miles de historias rondan por nuestra cabeza. El jefe, el trabajo, una cita, la casa… no paramos de darle vueltas y eso afecta a nuestro descanso. Cuando toque la hora de dormir no pienses en nada, relaja tu mente y dedícate un tiempo para ti. Por mucho que pienses… en ese momento no vas a solucionar nada, así que mejor déjalo para mañana.

Hay que comer en condiciones

La alimentación es otro factor que hay que tener en cuenta para evitar esa fatiga que tanto nos molesta. Intenta siempre mantener una dieta equilibrada que esté compuesta de una gran variedad de alimentos. Recuerda que no todos los productos contienen las mismas propiedades y que nuestro cuerpo va a necesitar un poquito de todas ellas. Por este motivo la variedad es tan importante, así no te faltará ningún nutriente. Además es aconsejable que comas siempre a la hora adecuada, puesto que no tener un horario determinado puede provocar un caos en tu organismo. En este sentido procura además que las cenas sean mucho más ligeras que el almuerzo o el desayuno. Una cena demasiado pesada puede trastornarnos el sueño y por tanto nuestro descanso no será suficiente para afrontar un nuevo día.

deporte para la fatiga

Haz ejercicio

Otra cosa que no debes pasar por alto es el ejercicio físico. Aunque creas que este nos va a desgastar más la realidad es bien distinta. El deporte es sano para la salud, nos mantiene activos y además hace que nos sintamos mucho mejor. La vida sedentaria es una causa de fatiga, así que apúntate a un deporte que te guste y descarga toda tu energía. Luego descansarás mucho mejor.

Busca un hueco para ti

Si tienes hijos estos suelen ocupar la mayor parte de tu tiempo y tú normalmente no les dices que no a nada. Eso está bien, pero hay veces que tu cuerpo te dice ¡stop! Y es inevitable que sientas la necesidad de descansar. Cuando te encuentres en esta situación dile a los pequeños que realicen una actividad más tranquila y así no te sentirás tan agotado.

El agotamiento es frecuente, sobre todo cerca del final de la semana. Llevas desde el lunes acumulando cansancio, son muchas las tareas que realizas a lo largo del día y estás deseando que sea viernes. Pero ¿qué ocurre? Pues que el fin de semana en vez de descansar tu agenda está mucho más ocupada. Aprovechas que no trabajas para hacer otras labores que de lunes a viernes no puedes. ¡Error! Intenta distribuir esas tareas y así los fines de semana tendrás más tiempo para ti y podrás hacer actividades de ocio. Desconectar siempre viene bien.

¿Has apuntado todo lo que te hemos dicho? Bien, ese es el primer paso, ahora toca llevarlo a cabo a rajatabla. Recuerda, el descanso es fundamental para nuestro cuerpo y vivir constantemente en un estado de estrés y agotamiento es perjudicial para nosotros. Evita la fatiga y aprovecha tu momento para vivir mejor.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz