¿Falto de energía?

Pues, continuemos en este post de Vitadelia con más alimentos y/o complementos de la dieta naturales que podrán ayudar a sentirse mejor y con más energía. Así, se puede incluir en el listado al germen de trigo, que constituye la parte más “viva” del grano y es de las más ricas en nutrientes.

El germen de trigo es fuente natural de vitamina E, nutriente tan buscado por ser uno de los antioxidantes más potentes que se conocen, y como tal, protege a las células ante la acción nociva de los radicales libres y previene el envejecimiento celular.

Pero además, se lo conoce por ser beneficioso sobre la salud reproductiva y la fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer. El germen de trigo contiene aminoácidos de gran valor biológico, ácidos grasos esenciales, oligoelementos y vitaminas del grupo B.

Si bien este complemento natural está recomendado para todas las personas, es especialmente aconsejable para quienes tengan problemas para asimilar ciertos nutrientes, así como en casos en los que el organismo requiera de un mayor aporte de proteínas, como el embarazo, lactancia, período de crecimiento, hemorragias, etc.

El germen de trigo puede encontrarse en copos o granulados y puede sumarse fácilmente a ensaladas, sopas, guisos, desayunos, etc. Se aconseja tomar unas dos cucharaditas al día.

Otro complemento saludable y potente es la lecitina de soja: la soja es una planta originaria de China e introducida a Europa en el siglo XVIII. Sus semillas son ricas en proteínas y en lípidos cardiosaludables.

La lecitina se consigue a partir de un proceso de presión, y destaca por contener fosfolípidos que, en combinación con la colina y el inositol, actúan benéficamente sobre el nivel de colesterol y ayuda al cuerpo a quemar y a eliminar la grasa, convirtiéndola en eneergía.

Otros de los beneficios de la lecitina, aunque relacionado con su acción sobre las grasas, es que ayuda en la prevención de la arteriosclerosis, ya que permite mantener la suspensión del colesterol presente en la sangre, y evita así que se deposite en las paredes arteriales y venosas.

Entre los nutrientes esenciales que aporta, destaca la vitamina A y E, ambas antioxidantes, así como el fósforo, mineral necesario para el buen funcionamiento del cerebro, entre otros funciones.

Lo más habitual es conseguirla granulada y envasada, se puede tomar dos cucharadas antes de comer, o incorporarla también a zumos, sopas, cremas, ensaladas, entre otros platos. También se puede comprar en cápsulas.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz