Expertos españoles recuerdan los “enemigos” de la piel en verano

Un grupo de especialistas españoles recordaron sobre la serie de cuidados que hay que tener ahora en verano, y más aún si se planifica salir de vacaciones.

En principio, si uno va a viajar a un destino exótico o a zona de playas se ha advertido sobre los tatuajes de “henna”, los que deberían evitarse. “Si es pura, no representa ningún riesgo porque no produce reacciones alérgicas”, no obstante, “el problema es que la mayoría llevan sustancias del grupo de la parafenilendianmina“, advirtió Aurora Guerra, jefe de sección de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Esta sustancia -añadió- ayuda a fijar mejor el dibujo y “puede producir enrojecimiento, vesículas, ampollas y un picor intenso“. Sanidad, por su parte, ya ha alertado sobre este tipo de tatuajes hace unos dos años: la parafenilendiamina puede provocar, aún más, “manchas, decolaración permanente de la piel y cicatrices en la zona decorada”.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios recordó que este compuesto está “prohibido” en el país.

Los grupos más vulnerables ante esta sustancia son las personas alérgicas y los niños, destacó José Luis García Abujeta, coordinador del Comité de Alergia Cutánea de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Otro “enemigo” de la piel en verano, y el más “popular” son los rayos solares: “tanto los ultravioleta de tipo A como los de tipo B son dañinos para la piel”, recordó Guerra.

Entre los problemas de las radiaciones solares destacan las quemaduras y manchas, en un corto plazo, y en un largo plazo, puede desencadenar en cáncer cutáneo y en envejecimiento de la piel.

Para evitar estos problemas y proteger la piel, esencial es evitar la exposición al sol en los momentos del día más peligrosos y utilizar siempre cremas protectoras, sombreros y gafas (para los ojos). En este sentido, los expertos recomendaron utilizar tanto crema hidratante como filtro solar al momento de estar expuesto a los rayos solares.

En verano la piel también transpira más y se vuelve más sensible, con más tendencia a agrietarse y a sufrir pequeñas heridas, por lo se deberá hidratar lo más posible, aplicar cremas hidratantes en todo el cuerpo cada día, sin olvidarse de los pies.

En este último sentido, hay que extremar los cuidados también para no contagiarse de hongos: con las piscinas y las duchas públicas, las infecciones y hongos en las uñas y piel son  mayores

“La humedad favorece la aparición de cándidas (sobre todo en personas diabéticas y que toman anticonceptivos o algún antibiótico) y los dermatofitos (producen las tiñas)”, explicó la dermatóloga Guerra.

De aquí que habrá que procurar mantener los pies secos y utilizar antifúngicos.

El quinto enemigo apuntado por los especialistas son los insectos: “evidentemente, sus picaduras se producen en la piel, si da el sol o nos rascamos, quedarán manchas antiestéticas que dejarán huella durante uno o dos años”.

A modo de resumen, las recomendaciones para prevenir trastornos cutáneos son: evitar los tatuajes de ‘henna’, exponerse al sol de forma limitada y con protección, hidratar la piel, mantener los pies secos y recurrir al uso de antifúngicos y, por último, usar repelentes para evitar picaduras los insectos.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz