Exantema súbito: significado, síntomas y diagnóstico

Exantema súbito: significado, síntomas y diagnóstico 1

Entre las muchas infecciones de tipo vírico que pueden sufrir los niños el exantema súbito es una de las más comunes. Quizá os suene por otros nombres por los que también es conocida la enfermedad, como fiebre de los tres días (este nombre es bastante descriptivo y seguro que os ayuda a saber el periodo durante el que se alarga la infección). En otros casos se le denomina roséola, por lo que quedaros con la idea de los tres nombres para lo demás que os vamos a contar. El margen de edad en el cual los niños están más en riesgo es cuando encajan en un rango de edad que va de los 6 meses a los 3 años. Si vuestro pequeño está en esa franja, no estaría mal que estuvierais al tanto de lo que supone esta enfermedad.

¿Qué es lo que ocurre sobre los 3 días en los que la enfermedad se encuentra activa? Lo primero que pasa es que el niño sufre una fiebre bastante preocupante. Apreciaréis que el termómetro os indica que está sufriendo una fiebre que se encaja normalmente entre los 39 y los 40 grados. Os recomendamos actuar con tranquilidad, porque la fiebre será, en cierto modo, lo peor que le pasará al niño. Después de eso todo habrá “casi” acabado. Esto se debe a que en el momento en el cual la fiebre haya abandonado el cuerpo del niño (recordemos: a los tres días) le aparecerán unas manchas rosas. Pero mucha tranquilidad: esas manchas no suponen un problema. No le van ni siquiera a picar como sí suele ocurrir en otras enfermedades que aparecen en niños. Tampoco vayáis a vuestro médico preocupados por las manchas, porque el tratamiento a seguir para eliminarlas es simplemente paciencia. No tendrán ni que pasar 7 días para que las manchas desaparezcan y que vuestro hijo olvide qué es la exantema súbito.

Exantema súbito, factores que lo causan

¿Pero cuál es el problema que detona la aparición de la roséola? ¿A quién tenemos que culparle por haberle hecho pasar un mal rato a nuestros hijos? Esta infección vírica encuentra a sus responsables en dos tipos de herpes que se sufren en los humanos. Más exactamente son los tipos 6 y 7. Es más habitual que se produzca debido al herpes 6, pero tampoco va a ser algo a lo que le deis demasiada importancia en el momento en el cual vuestro hijo esté enfermo. Si os lo estáis preguntando: sí, este tipo de herpes tiene cierta relación con aquellos que los adultos sufrimos en otras partes del cuerpo. Son herpes, al fin y al cabo. Es cierto que se diferencian por sus propios rasgos, pero a fin de cuentas no dejan de ser herpes, molestos y poco trascendentes a largo plazo. En el caso de los niños, es importante asumir que llegado un momento u otro tendrán que sufrir esta enfermedad, puesto que es contagiosa. Muchos padres, en su caso, prefieren que los niños se contagien rápidamente para que la pasen cuanto antes, o que lo hagan cuando otros jóvenes cercanos también están enfermos.

La transmisión del virus es bastante sencilla a la vista de los estudios médicos realizados, puesto que hasta los adultos la pueden transmitir. En cualquier caso, a diferencia de otras enfermedades, la fiebre de los tres días se puede producir en cualquier estación, sin existir un detonador específico que lleve a que sea más común.

Síntomas que indican que tu hijo tiene exantema súbito

No hay muchos casos en los que detectemos que nuestro hijo tiene este problema también conocido como sexta enfermedad, porque lo más fácil es confundirla con una fiebre producida por cualquier otro caso. Los síntomas que se producen son similares a los del catarro, habiendo un periodo de incubación que como máximo puede llegar a ser de diez días. Lo que sí nos llamará la atención es que el niño no esté pocho debido a la fiebre. En realidad, tendrá hambre y mostrará un comportamiento animado. Eso hará que nos relajemos un poco a la vista de que podría ser una situación mucho más negativa.

Como decíamos antes, después de la fiebre de los tres días viene la aparición de las manchas. Es lo normal y no hay de qué preocuparse. Las manchas pueden aparecer en distintas partes del cuerpo. El tronco, la cara, las extremidades y el cuello son los lugares en los que más habitualmente se pueden ver. No son manchas que pasen desapercibidas, así que seguro que las vemos sin demasiada complicación. En ese momento ya podemos decir que nuestro hijo tiene la roséola, dado que habrá pasado primero por la fiebre y después por las manchas. ¿Hay algún síntoma más de que esto está pasando? Sí os podemos decir que hay casos en los que podemos encontrarnos con que los ganglios del cuello se les inflaman a los niños. En ese tipo de situación se dice que han sufrido una adenopatía,  algo que no está fuera de lo habitual en esta enfermedad.

Diagnóstico

Hay padres que, al estar informados de todo lo que acontece al exantema súbito, se lo toman con mucha calma, sobre todo si no son primerizos y ya les ha ocurrido antes. Pero el diagnóstico lo suele realizar el pediatra, porque lo más frecuente es que si vemos que nuestro hijo tiene 40 grados de fiebre lo llevemos rápidamente a urgencias o a la consulta del médico. Él es quien abre la posibilidad de que se trate de esta enfermedad al mismo tiempo que descarta otros problemas que pueden producirse entre los niños. Si fuera amigdalitis, por ejemplo, el niño tendría que estar medicado con una rutina de antibióticos que le permitieran encontrarse mejor. Pero con la infección de la cual hablamos hoy ya sabéis que el tratamiento es paciencia y mucho amor. Y si llevamos al niño al pediatra cuando ya tiene las manchas el diagnóstico será aún más inmediato, de eso no nos cabe duda.

En definitiva, no tenéis de qué preocuparos. Está en el mismo grupo que otras enfermedades que se pasan en la infancia, como el sarampión o la varicela, pero es todavía menos invasiva. El exantema súbito se acaba pasando y solo nos tenemos que ocupar de cuidar mucho al niño. Una vez lo pasen adquirirán inmunidad y no lo volverán a sufrir.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz