Estudio sugiere que la cafeína ayudaría contra el hígado graso

Cafe

El hígado graso es un trastorno cada vez más frecuente, y tiene una gran relación con una de las epidemias más presentes en nuestros días, la obesidad. De aquí que cada vez más investigaciones se hagan con el propósito de tratar de encontrar solución a esta enfermedad que afecta tanto a países desarrollados como a otros más pobres.

Para prevenir y/o combatir la obesidad, el ajuste debe hacerse en los modos de vida: más allá que puedan haber casos en lo que el factor hereditario sea importante, el mayor porcentaje de los obesos es por una alimentación inadecuada, y una vida sedentaria.

Dieta sana y equilibrada, y ejercicio, son los pilares en este sentido. Pero lo cierto es que, más allá que se procure hacer llegar el mensaje a todos los sectores de la sociedad, el número de personas con sobrepeso y/u obesidad en el mundo sigue en aumento.

En España, un 14,4 por ciento de las mujeres y un 17 por ciento de los hombres sufren de obesidad. Pero peor aún, se estima que un 34 por ciento de la población tiene hígado graso. Un problema que es factor de riesgo de otros trastornos como la hipertensión, el ictus y la diabetes.

Según una reciente investigación realizada sobre el tema, para prevenir el hígado graso (también llamado ‘esteatosis hepática no alcohólica’), liderada por Paul Yen y Rohit Sinha, de la Universidad de Duke (EEUU), una sustancia muy consumida en el mundo podría ser de ayuda: la cafeína.

De acuerdo a lo publicado en la revista especializada ‘Hepatology‘, un consumo equivalente a cuatro tazas diarias de café o té podrían ser de utilizadad en la prevención de este problema.

Este es el primer estudio que ofrece el mecanismo detallado de la acción de la cafeína en los lípidos del hígado y los resultados son muy interesantes“, explicó a través de un comunicado Yen.

El café y el té se consumen con mucha frecuencia y la idea de que puedan ser terapéuticos, especialmente desde que han ido ganándose una reputación de ser ‘malos’ para la salud, es especialmente reveladora“, añadió.

La idea sería que, tomando como base estos resultados, se pueda investigar y diseñar nuevos fármacos que actúen tal cómo la cafeína en las células hepáticas, pero sin contar los perjuicios accesorios que podrían derivar de la ingesta abundante y frecuente de la cafeína.

Son varios los expertos que siguen analizando el papel e influencia de esta sustancia estimulante sobre el organismo: la opinión general es que en la moderación está la virtud. Por el contrario, beber más de cuatro tazas al día estaría relacionado con un mayor riesgo de muerte por problemas cardiovasculares.

No obstante, parece que un consumo moderado puede tener sus beneficios, según varias investigaciones: además de prevenir el hígado graso, se lo ha tildado de ser protector contra la diabetes, contra los síntomas del Mal de Parkinson, o incluso como un aliado de la memoria.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz