Estudio relaciona un refresco azucarado diario con mayor riesgo de diabetes tipo 2

Una vez más, los refrescos en la mira: una reciente investigación europea ha determinado que el beber un refresco azucarado por día incrementa el riesgo de desarrollar diabetes.

En el trabajo, que contó con la participación del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), se halló que el beber diariamente unos 336 mililitros de esta bebida (que equivale a una lata) aumenta hasta en un 22 por ciento el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Si alguien consideraba que un vaso o una lata al día era poco, estaba equivocado, el consumo ha de ser prácticamente excepcional“, advirtió al respecto la doctora Dora Romaguera, participante en el estudio cuyos resultados se publicaron en la última edición de la revista Diabetology.

Para la investigación, los expertos analizaron el consumo de refrescos azucarados y edulcorados, y zumos, sobre una base de 350.000 personas de ocho países europeos. Se tomó en consideración también otras posibles variables como el consumo de alcohol, el nivel de actividad física y el tabaquismo.

Con respecto al consumo de zumo o néctar de frutas, no se registraron casos de una mayor incidencia de diabetes 2 entre sus consumidores. Sin embargo, advirtieron los expertos, no se hizo diferencia entre naturales y procesados por lo que “sería necesario un estudio más específico“.

Se trató del primer estudio europeo a gran escala que analiza el riesgo de los refrescos en relación con la diabetes tipo 2. No obstante, no es el primero del mundo: en los Estados Unidos ya se había realizado uno similar en el que se había detectado un 25 por ciento más de riesgo de este desorden metabólico adquirido por cada bebida azucarada consumida diariamente.

Ante la crecida en el consumo de refrescos en Europa, es necesario, más que nunca, “lanzar mensajes claros sobre sus efectos perjudiciales“.  Según la investigación, este consumo es aún  mayor en los países del norte de Europa, y el perfil mayoritario es de hombres físicamente activos, de bajo nivel educativo, fumadores y con una mayor circunferencia de cintura.

En cambio, el perfil de consumidor de zumo o néctar tiende a ser una mujer joven, físicamente activa, exfumadora y con un mayor nivel educativo.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz