Estudio: el móvil lleva las mismas bacterias que su usuario

Estudio: el móvil lleva las mismas bacterias que su usuario 1

El teléfono móvil es hoy en día el medio de comunicación más masivo: según las estadísticas, en el mundo hay casi tantos móviles como seres humanos, y cada persona lo consulta una media de 150 veces por día.

El móvil es considerado por muchos casi como una extensión de sí mismo: no es de extrañar, entonces, que contenga también casi las mismas bacterias que nosotros.

Así lo ha concluido un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oregon, Estados Unidos, quienes estudiaron los dedos índice y pulgar de unos 17 voluntarios sanos para ver el campo de bacterias de su organismo (microbioma), y luego obtuvieron muestras de sus teléfonos móviles, de las pantallas y teclados.

Observaron que el 22 por ciento de las bacterias habituales en cada individuo estaban a su vez presentes en su dispositivo móvil. De hecho, destacaron los autores, la similitud fue mayor entre los sujetos y sus celulares, que entre los individuos entre sí. Según destacaron los responsables, esto es otra muestra que comprueba el carácter personal de la población de bacterias que convive en cada ser humano en su organismo.

Estos resultados se publicaron en la revista especializada PeerJ, en el que se especificó que los tres géneros de bacterias más habituales en el análisis fueron Streptococcus (más presentes en la mucosa oral), Staphylococcus y Corynebacterium (más habituales en la piel). En total, en las 51 muestras analizadas (tanto humanas como en los móviles), se hallaron unos 7.000 tipos de bacterias.

En el caso de las bacterias más habituales en el ser humano, la tasa de coincidencia con las del teléfono ascendía hasta el 82 por ciento. “Nuestras bacterias viajan con nosotros constantemente, las transferimos hacia y desde diversas superficies, incluidas nuestras posesiones materiales y este estudio demuestra que tenemos con nuestro móvil algo más que una conexión emocional“.

Aunque los autores, encabezados por James Meadow, admitieron que la muestra de su investigación ha sido pequeña, sí destacaron que no sería descabellado pensar que en un futuro el móvil pudiese emplearse como aliado en el control de bacterias.

A su juicio, quizás en un futuro no muy lejano, puedan emplearse las bacterias que alojan nuestros teléfonos móviles como una especie de sensor poco invasivo para analizar la microbiota de sus propietarios.

El estudio es una prueba de concepto de que nuestras posesiones más íntimas se parecen a nuestra microbiota, y quizás en un futuro las podamos emplear para monitorizar nuestro contacto con el ambiente que nos rodea“, indicó Meadow en una nota de prensa.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz