Estudio: los bebés con bajo peso al nacer serían mucho más propensos a sufrir deficiencia de hierro

Los bebés de bajo peso que nazcan con entre 2.000 y 2.500 gramos tendrían un alto riesgo de sufrir deficiencia de hierro por lo que deberían recibir suplementos de este mineral, según los resultados de un estudio sueco publicado recientemente en la revista especializada Pediatrics.

Según explicó el doctor Magnus Domellof, de la Universidad de Umea, en Suecia, el uso de estos complementos de hierro es recomendado en todos los bebés con bajo peso al nacer, aunque esto no siempre “se cumple en los bebés más grandes de este rango marginal”.

“Varían mucho las decisiones en hospitales y clínicas, y faltan guías adecuadas”, añadió Domellof.

Lo importante a considerar es que la deficiencia de hierro en un recién nacido no es en lo absoluto tema menor: su carencia puede alterar el desarrollo neurológico del pequeño. De todos modos, su exceso puede ser también igual de dañino.

Para realizar su estudio, el equipo sueco administró, al azar, una dosis diaria de placebo y de 1 mg a 2 mg de hierro por kilo de peso, a un total de 285 bebés que pesaban dentro del rango mencionado, entre la semana 6 y los 6 meses de vida.

Cuando los bebés ya tenían su medio año de vida, se observó que el 36 por ciento de los niños tratados con placebo tenía deficiencia de hierro, en comparación con el 8 por ciento de los bebés que habían recibido 1 mg de dosis del mineral. Aún más, de los que se las había administrado 2 mg de hierro ninguno presentaba carencia y sus valores eran normales.

Del primer grupo, del tratado con placebo, un 18 por ciento de los bebés que habían sido alimentados exclusivamente con leche materna tenía anemia por deficiencia de hierro.

Otro dato que destacaron los autores del trabajo es que no se observó ningún tipo de efecto adverso por el uso de los suplementos. Los investigadores finalmente añadieron que continuarán con el seguimiento de los participantes hasta los 7 años de edad para cerciorarse de que no se presenten efectos sobre la salud a largo plazo.

Vía Buena Salud

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz