Estudio: las caminatas ayudarían a reducir el riesgo de diabetes

Una vez más, un estudio destaca los beneficios de la caminata sobre la salud: en concreto, las personas que tienen un alto riesgo de desarrollar diabetes son las que hacen poco o  nulo ejercicio, ya que son más propensas a registrar exceso de glucosa en sangre, según concluyó un trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Washington, en Seattle, Estados Unidos.

Si bien ya existe evidencia anterior que ha encontrado la misma relación, este estudio ha sido uno de los primeros en estudiar con mediciones precisas cuántos pasan daban las personas por día, según destacó su principal responsable, Amanda Fretts.

Para poder tener esta exactitud, el equipo de investigación le indicó a 1.800 personas sanas -sin diabetes- que utilizaran un podómetro durante una semana para poder contabilizar con exactitud su número de pasos. Cerca de un cuarto de estos participantes terminó demostrando una muy baja actividad, con menos de 3.500 pasos por día, mientras que la mitad daba menos de 7.800 pasos diarios.

Vale recordar que las recomendaciones de caminata es de unos 10.000 pasos cada día.

Tras cinco años de seguimiento, un 17 por ciento de las personas que daban menos de 3.500 pasos por día desarrollaron diabetes, mientras que en el segundo grupo más sedentario, este porcentaje se redujo a cerca de un 10 por ciento.

Luego de considerar otros posibles factores implicados, como el fumar o la edad, el equipo de Fretts determinó que quienes caminaban más eran hasta un 29 por ciento menos propensos a desarrollar diabetes que los que lo hacían en menor medida.

Si bien no se puede tomar como algo concluyente, la especialista indicó que sí está relacionado: “La mayor actividad física prevendría el aumento de peso y promovería el adelgazamiento, uno de los principales determinantes del riesgo de diabetes“, puntualizó.

El ejercicio regular, de leve a mediana intensidad -como una caminata- tiene sus efectos positivos, ya que reduce la inflamación, la glucosa y otras moléculas del cuerpo que podrían ayudar a reducir el riesgo de diabetes.

No obstante, Fretts agregó que los beneficios potenciales de estas caminatas moderadas son “sólo para que comiencen aquellos que son realmente inactivos“. Sea como sea, se trata de otro buen motivo para comenzar a moverse.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz