Estudio español aconseja dar la leche materna en el mismo momento en que se extrae

La leche materna, alimento básico y esencial de todo recién nacido, debería ser dada ni bien se extrae de la mama para que no pierda compuestos nutricionales importantes para ése momento del día en específico, según se ha advertido en un estudio publicado en la revista Nutricional Neuroscience.

En concreto, un grupo de investigadores españoles estudió la presencia y el papel que desempeñan los nucleótidos, componentes de la leche materna, en la regulación del sueño del bebé. Los expertos pudieron determinar, en primer término, que los niveles de estos componentes varían según el momento del día.

En específico, se buscó en la leche materna la presencia de tres nucleóticos (adenosina, guanosina y uridina), los que excitan o relajan el sistema nervioso central y promueven el reposo o sueño.

De este modo, se fue tomando sucesivas muestras de unas 30 mujeres residentes de Extremadura y analizando sus niveles de nucleótidos: la concentración mayor resultó estar presente a la noche, desde las 20 hasta las 8 de la mañana.

Esto nos hace pensar en la leche como un inductor al sueño del bebé“, ha dicho al respecto Cristina Sánchez, primera autora del artículo e investigadora en el Laboratorio de Crononutrición de la Universidad de Extremadura.

“Al igual que no darías a nadie una café por la noche, con la leche pasa lo mismo; tiene componentes que son propios del día y promueven la actividad del lactante, y otros propios de la noche que facilitan su reposo“, explicó.

Por ello, se aconseja dar la leche al lactante en el mismo momento en que se extrae, ya que para cada horario y según el momento del día, la leche contendría determinados compuestos.

Por ello, la investigadora razonó que “es un error cuando la madre se saca leche del pecho a una hora del día, la almacena y después se la da al bebé a una hora diferente”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leche materna es el alimento “óptimo e insustituible” para el recién nacido, ya que con ella se cubren todas las necesidades fisiológicas durante los seis primeros meses de vida.

Recordemos que no sólo protege a los pequeños de muchos trastornos propios de los bebés como catarros y diarreas, sino incluso del síndrome de muerte prematura y de enfermedades en la edad adulta como asma, alergias y obesidad.

Eso por el lado del bebé, en cuanto a las madres, entre las ventajas de las que amamantan se destacan una pérdida del peso ganado durante el embarazo más rápida, y previene la hipertensión, anemia y la depresión postparto. Así también, recordemos hay evidencia de que el porcentaje de cánceres (de mama y ovario) entre las mujeres que han dado el pecho es menor.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz