Estudio en hombres encuentra relación entre consumo elevado de grasas saturadas y menor calidad seminal

Que la dieta es una pieza clave en nuestra vida, ya es sabido. Así como que los alimentos que consumimos pueden ser nuestros aliados, o bien nuestros enemigos. Una alimentación rica en grasas puede causar desde obesidad hasta trastornos cardiovasculares, sin embargo, un reciente estudio norteamericano añadió otro problema más al listado: infertilidad en el hombre al reducir la calidad y cantidad del esperma.

De acuerdo a la investigación del Massachusetts General Hospital, los hombres que llevan una dieta con alto consumo de grasas tienen menos esperma y de peor calidad, mientras que los que en cambio eligen una alimentación con mayor porcentaje de grasas poliinsaturadas omega-3, presentan un esperma de mejor calidad.

El trabajo se basó en cerca de un centenar de hombres a quienes entre 2006 y 2010 se les interrogó sobre su dieta y se les tomó muestras de semen para analizarlo. Así también, se midieron los niveles de ácidos grasos en esperma y plasma seminal en unos 23 de estos participantes.

Los hombres se dividieron en tres grupos, según la cantidad de grasas saturadas que consumían: de aquí se encontró que los que mayor cantidad de grasas ingerían presentaban un 43 por ciento menos de líquido seminal, y una concentración un 38 por ciento menor (el número por unidad de volumen), en comparación con los que tenían hábitos dietéticos más saludables.

Por su parte, quienes ingerían más grasas del tipo omega-3, presentaban un 1,9 por ciento más de esperma que sus pares menos consumidores de este tipo de lípidos. Los autores advirtieron, sin embargo, que se ha tratado de un pequeño estudio y que sería necesario confirmar estos resultados con otro a mayor escala.

Lo cierto es que hoy en día la infertilidad y los problemas para concebir son cada vez mayores, y en gran parte debido a los malos hábitos de alimentación y de vida. Si las grasas, los plaguicidas y aditivos plásticos son claros enemigos, ciertos vegetales como el tomate y la lechuga, o frutas como el durazno y melocotón, favorecen una buena calidad seminal.

Vía 20minutos.es

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz