Estudio: el ejercicio sería potencialmente igual de eficaz que varios medicamentos

tercera-edad-ejercicios

Ya es sabido que el ejercicio regular es un gran aliado para la salud, de hecho, está considerado un pilar: ahora un reciente estudio realizado por investigadores británicos y estadounidenses, concluyó que la actividad física es “una alternativa viable a o junto a la terapia con medicamentos“, ya que “es potencialmente igual de eficaz para las enfermedades comunes“.

Los expertos compararon la efectividad del ejercicio con los fármacos sobre la mortalidad de las personas en cuatro condiciones: en la prevención secundaria de la cardiopatía coronaria, en la rehabilitación luego de un ACV (accidente cerebrovascular), en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y como alternativa para la prevención de la diabetes.

Se analizaron los resultados de unos 305 ensayos, sobre una base de más de 339.000 personas, y no se encontraron diferencias estadísticamente detectables entre el ejercicio físico y los medicamentos para la prevención secundaria de la enfermedad coronaria, y en la prevención de la diabetes.

Por “prevención secundaria” se refiere al tratamiento de los pacientes con la enfermedad existente previo a que desarrolle un cuadro significativo de la enfermedad.

Del análisis se desprendió asimismo que en el caso de las personas con ictus el ejercicio resultó ser incluso más beneficioso que los fármacos, mientras que, por el contrario, las personas con insuficiencia cardíaca parecieron responder mejor a los diuréticos que la actividad física y cualquier otro tipo de tratamiento médico.

Ante estos resultados, los especialistas se animaron a aventurar que el ejercicio es “potencialmente tan eficaz” como muchos de los tratamientos farmacéuticos. Finalmente, solicitaron más estudios para profundizar en sus hallazgos.

En los casos en que las opciones de medicamentos proporcionan sólo un modesto beneficio, los pacientes merecen entender el impacto relativo que la actividad física puede tener sobre su condición“, concluyeron los autores de este análisis, que se publicó en la última edición del British Medical Journal.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz