Estudio: el ejercicio aeróbico reduciría el riesgo de cáncer de mama

El ejercicio aeróbico sería particularmente beneficioso para las mujeres, para la prevención del cáncer de mama. Así lo sugirió un estudio publicado en la revista de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer ‘Cancer Epidemiology Biomakers & Prevention’, donde se destacó que los cambios en la distribución o el metabolismo de los estrógenos puede ser clave en esta mayor protección.

Los estudios observacionales sugieren que la actividad física reduce el riesgo de cáncer de mama, pero no hay estudios clínicos que explican el mecanismo que hay detrás de esto“, afirmó al respecto Mindy S. Kurzer, profesora en el Departamento de Ciencia de los Alimentos y Nutrición de la Universidad de Minnesota en Saint Paul (Estados Unidos).

Según explicó, el ejercicio aeróbico influye en la forma en que los cuerpos descomponen los estrógenos en el organismo para producir más de los metabolitos “buenos” que reducen el riesgo de cáncer de mama.

Para llegar a este resultado, se realizó un ensayo clínico con mujeres que incluía a 391 féminas sedentarias jóvenes y mujeres premenopáusicas sanas. De manera aleatoria se les asignó o bien seguir con ese estilo de vida sedentario (grupo de control) o bien comenzar con media hora de ejercicio aeróbico de moderado a vigoroso, cinco veces a la semana durante cuatro meses (grupo de intervención).

Los ejercicios aeróbicos incluían cinta de correr, máquina elíptica o incluso el subir y bajar escaleras. Los investigadores fueron ajustando la intensidad del ejercicio de acorde a cada voluntaria, de forma tal la frecuencia cardíaca máxima conseguida fuese la misma. El 86 por ciento de los participantes del grupo control y el 78 por ciento del grupo de intervención completaron el estudio.

Los investigadores recogieron muestras de orina de 24 horas durante tres días consecutivos antes de iniciar el estudio y en tres días consecutivos al finalizarlo. Utilizaron una técnica específica para medir el nivel de estrógenos precursores, E1, E2 y E3, y nueve de sus productos de degradación llamados metabolitos en muestras de orina de los participantes.

El ejercicio se sabe que favorece la aptitud y mejorar la salud del corazón, pero también es probable que ayude a prevenir el cáncer de mama al alterar el metabolismo del estrógeno“, concluyó Kurzer.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz