Estudio: consumo de siete porciones de frutas y verduras, menor riesgo de muerte

Estudio: el consumo de al menos siete porciones de frutas y verduras, reduciría riesgo de muerte 1

El consumir unas siete porciones de frutas o verduras podría reducir el riesgo de muerte hasta en un 50 por ciento, según un reciente estudio realizado por la University College London. Otra vez, la dieta sana y más basada en vegetales en el centro de la escena. De la familia, los vegetales parecen ser los más protectores: 2 o 3 porciones diarias se vinculan con un riesgo un 19 por ciento menor de muerte en comparación con el 10 por ciento de la fruta.

Si bien es sabido que la ingesta de frutas y verduras es esencial para una buena salud, y ya existe evidencia científica al respecto, sobre todo en lo que respecta a salud cardiovascular, en lo referido al cáncer, por caso, las cosas son menos claras.

Los autores del trabajo, cuyos resultados se publicaron en Journal of Epidemiology and Comunity Health, analizaron los hábitos de vida y la salud de unos 65.000 adultos, de por lo menos 35 años de edad. Además, se rastreó el índice de muerte entre ellos, durante un promedio de 7,5 años. Los encuestados aseguraron que habían comido al menos cuatro porciones de frutas y verduras el día anterior.

En concreto, con este estudio se encontró que el consumo de frutas y verduras se asocia a un menor riesgo de muerte general, y en especial, por causas cardíacas o por derrame cerebral, así como por cáncer, en particular.

Cuanto mayor el consumo de vegetales y frutas, mayor parecía ser el efecto protector, según reveló el trabajo. Comer al menos siete porciones de ambos alimentos redujo un promedio del 42 por ciento el riesgo de muerte por cualquier causa, y entre un 25 y un 31 por ciento por cáncer o enfermedad cardíaca.

Además, como se adelantó, las verduras parecen ser las más protectoras: el ingerir entre dos y tres porciones diarias estaba relacionado con un riesgo un 19 por ciento menor de muerte en comparación con un riesgo del 10 por ciento menor de la cantidad equivalente de fruta. Cada porción de ensalada o verduras, fuesen crudas o cocidas, parecía reducir las probabilidades de fallecer por cualquier causa entre un 12 y un 15 por ciento.

Sin embargo, vale hacer una salvedad: si la fruta fresca ayuda a vivir más, la fruta congelada o enlatada, por el contrario, parecía aumentar el riesgo de muerte en un 17 por ciento. Esto fue descrito por los especialistas como algo “intrigante”. Los azúcares añadidos durante el proceso podrían explicar este hallazgo.

Estos expertos llegaron a la conclusión de que debe revisarse la tendencia de la dieta actual de incluir el consumo de frutos secos o fruta enlatada, batidos y zumos de frutas como formas de llegar al consumo de cinco porciones al día.

Un zumo de naranja recién exprimido de 150 mililitros (13 gramos de azúcar); 30 gramos de higos secos (14 gramos de azúcar), 200 mililitros de un batido hecho con frutas y jugo de frutas (23 g de azúcar) y 80 gramos de ensalada de frutas en conserva (10 gramos de azúcar) contienen un total de unos 60 gramos de azúcar refinado. Esto es más que el azúcar en una botella de 500 ml de refresco de cola“, advirtieron.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz