Estudio: una dieta más baja en calorías reduciría el riesgo de cáncer

Ya es sabido que una dieta balanceada y no abusiva en cuanto a calorías no sólo ayuda a mantener el peso adecuado sino también, y sobre todo, la salud. Otro estudio de laboratorio concluyó que el reducir las calorías ingeridas también ayudaría a prevenir el cáncer, según las conclusiones de un trabajo realizado por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que se publicaron en la revista Plos One.

El beneficio se da gracias a que al no abusar de las calorías, se protegerían a los cromosomas y, con ello, a nuestro ADN, material genético fundante de todo nuestro organismo.

El estudio liderado por María Blasco demostró, en concreto, que la disminución sostenida en el tiempo de alimentos ricos en calorías incrementa la longitud de los telómeros (extremos de los cromosomas), lo que ejerce un efecto protector sobre el ADN y el material genético y tiene como resultado así una menor incidencia de cáncer, entre otras enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

El trabajo se realizó sobre roedores jóvenes, a los que se les redujo la ingesta calórica en un 40 por ciento, y se los siguió de cerca hasta el fin de su vida.

Vemos que los sometidos a una restricción calórica presentan una velocidad de acortamiento de los telómeros menor respecto a los que han sido alimentados con dieta normal. Estos ratones presentan telómeros más largos en la edad adulta“, explicó sobre sus hallazgos Blasco.

Los investigadores siguieron la incidencia de enfermedades asociadas a la edad en los ratones, entre ellas, el cáncer. Según se informó, la reducción de este mal en los roedores con una dieta más restringida en energía fue más que significativa.

Pero también, se observó una menor incidencia de otras enfermedades asociadas a la edad, como la osteoporosis, una mayor capacidad en la captación de glucosa o mejoras en la coordinación motora.

Finalmente, los expertos pudieron comprobar que estos ratones no sólo presentaron mejor salud sino también una vida más longeva, en promedio, vivieron un 20 por ciento más de tiempo que sus compañeros que habían sido alimentados en mayor medida.

Si bien los efectos de la restricción calórica dependen en gran medida de las características genéticas de cada organismo, esta investigación abre otro camino para el estudio que otros factores o hábitos de vida relacionados con el envejecimiento, como puede ser el tabaco o el ejercicio.

Vía 20minutos.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz