Estrés: ¿qué alimentos ayudan a “combatirlo”?

anti estres alimentos

Para mantener nuestra salud en buen estado, tanto física como mentalmente, es esencial una dieta equilibrada y nutritiva. Muchas veces ciertos factores externos pueden interferir en nuestra alimentación: el trabajo, los horarios cambiados, y, sobre todo, el exceso de tensiones, el estrés, pueden influir negativamente en los hábitos alimentarios, lo que a su vez repercute en la salud, constituyendo así un círculo vicioso.

Por todo esto, es necesario convertir a la comida en aliada y no en enemiga (el estrés puede ocasionar que uno se avalance sobre lo que no debe, y traer consecuencias indeseadas en nuestra salud y peso).

Si bien no hay ningún nutriente en específico al cual se le pueda atribuir, por sí mismo, efectos antiestresantes, sí hay ciertos alimentos que provocan un efecto placentero al incrementar la secreción de “opiáceos endógenos” que nos brinda una sensación de mayor bienestar.

De cualquier modo, veamos qué alimentos y nutrientes ayudan a mantener nuestras defensas altas y, en consecuencia, un mejor estado de salud y a “combatir” el estrés.

Vitaminas: La A, C y E son buenos antioxidantes, ya que combaten directamente la formación de los radicales libres. La vitamina A se puede incorporar a través de varios vegetales: zanahorias, melón, brócoli, espinacas y las coles de Bruselas.

Las frutas cítricas, brócoli, pimientos y los tomates contienen cantidades significativas de vitamina C, mientras que la E puede obtenerse del consumo de frutos secos y aceites de origen vegetal.

Y si de estrés hablamos no podemos soslayar el efecto sedante que tiene el complejo B sobre el sistema nervioso central: por ello, habría que consumir también lácteos, cereales, repollo y levadura de cerveza, por ejemplo.

Minerales: el potasio, el magnesio y el calcio son indispensables para estimular la reacción orgánica frente a las hormonas que el cuerpo produce en respuesta al estrés. Además, poseen propiedades relajantes y mantienen en armonía el ritmo cardíaco.

Todas las frutas y verduras, los cereales integrales y la carne son buena fuente de potasio.  Con respecto al magnesio se puede decir que se encuentra en la mayoría de las verduras, en algunos frutos secos, cereales y semillas, los cuales se recomienda consumir enteros para mantener su natural proporción de este nutriente (ya que el magnesio se destruye en el proceso de trituración). Finalmente, el calcio: presente en los lácteos, principalmente, pero también en otros alimentos.

Asimismo, se puede decir que hay ciertos alimentos que son considerados relajantes por sus propiedades sedantes y por que estimulan el buen funcionamiento de las células nerviosas: en esta categoría podemos incluir a los plátanos, las almendras, el germen de trigo, la levadura de cerveza y las semillas de girasol.

Vía Alimentación Sana

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz