Estrés matutino, recomendaciones para ser feliz por la mañana

Estrés matutino en la cama

El estrés matutino es uno de los motivos principales por el que nuestros días pueden volverse complicados y en ocasiones hasta asfixiantes desde el primer punto de la mañana. No será la primera vez que nos levantamos con ansiedad por culpa del trabajo o por algún otro motivo que recordamos y nos perdura  desde el día anterior. Hoy día pocas son las cosas que no nos causan estrés porque vivimos demasiado acelerados.

Seguro que no te gusta tener esta sensación, pero lo que a lo mejor no sabes es que puedes evitarla o por lo menos reducir el nivel de estrés. Es muy sencillo, tan solo debes apuntarte algunas prácticas que te sirvan como un ritual desde el momento en el que te despiertes. Lo ideal es que todo lo que vamos a comentarte lo hagas a primera hora de la mañana. Aunque no lo creas, los primeros minutos del día son cruciales y de ellos va a depender en gran medida como va a transcurrir nuestra jornada. ¿Quién no ha tenido un mal despertar que le ha durado todo el día? Vamos a olvidarnos un poco de la ansiedad y el estrés y a levantarnos con energía y ganas de empezar un nuevo día.

Estrés matutino menor desde el primer momento

Cada uno de nosotros nos levantamos de la cama de una manera diferente. No somos iguales y por ello adoptamos posturas que nos resulten más cómodas para abandonar las sábanas. Pero a pesar de ello solo existe una técnica correcta y prácticamente nadie la sabe llevar a cabo. Si quieres empezar el día con buen pie cuando suene el despertador desplázate hacia el lateral de la cama sobre tu lado derecho. Seguramente te estés preguntando el porqué de este ejercicio, pero todo tiene su explicación. Hacerlo de esta manera evita dolores de espalda por una mala postura e incluso puede llegar a reducir las presiones arteriales. Si has dado este primer paso luego incorpórate ayudándote de los brazos, así te quedarás totalmente recto sentado en la cama. Relájate unos minutos en esta posición hasta ponerte en marcha. ¡El nuevo día comienza!

No te quedes agarrotado

Al dormir nuestro cuerpo pasa muchas horas sin estirarse y aunque depende de la postura que adoptemos en la cama conocemos poca gente que duerma en una posición recta. Por este motivo es muy importante que al despertar realices algunos estiramientos, tanto del tren inferior como del superior. Todas las partes son importantes, brazos, piernas, cuello, espalda… no te olvides ninguna. Además, esta técnica nos va a servir para que vayamos calentando motores y nuestro cuerpo empiece a activarse poco a poco. Por norma general las personas suelen hacer estos ejercicios antes de incorporarse, pero si los realizas sentado en la cama tampoco pasa absolutamente nada.

Una planificación exprés

Los primeros momentos del día son los mejores para organizar nuestra jornada. No queremos que te agobies desde primera hora, sino todo lo contrario. Planificar las tareas que tienes que hacer y marcarte unos objetivos te va a servir para que afrontes el día con energía y te ilusiones por algo en concreto. No te pases con los retos, 2 o 3 es muy buen número. Ten siempre en cuenta hasta dónde puedes abarcar y si ves que puede sobrepasarte déjalo para mañana o para cuando tengas más tiempo libre.

Estrés matutino pensando

Unos minutos para ti

Al igual que te hemos recomendado que intentes planificar un poco el día también te aconsejamos que no utilices el móvil recién levantado para evitar el estrés por la mañana. Deja que tu mente se despeje, necesitamos despertarnos de una forma tranquila y relajada y las pantallas no son las mejores compañeras. De igual modo la televisión o echar una ojeada a las redes sociales tampoco nos va a venir nada bien. Tu día debe comenzar contigo como protagonista… ya tendrás tiempo luego de mirar todas esas cosas.

¿Qué desayunamos hoy?

Sin duda, la comida más importante del día es el desayuno, pero muchas veces no la hacemos como es debido por falta de tiempo. Uno de los alimentos que más se consume en esta comida es el café. La verdad es que las propiedades de esta bebida hacen que nos activemos rápidamente. Pero antes de tomarte nada te recomendamos que bebas agua con limón. Un vasito nada más despertarnos va a mejorar el funcionamiento de nuestro metabolismo, nos sentiremos con más energía y además la quema de grasas será mucho más rápida. Otros beneficios que nos aporta este zumo de limón casero es que mejora la garganta y aclara la voz, la cual solemos tener más carrasposa por las mañanas. Una vez que te hayas tomado esta bebida espera unos 30 minutos aproximadamente y luego puedes seguir con tu rutina. Lávate los dientes, bebe ese café que tanto esperas y cómete el mundo ese día.

Ya lo has visto, enfrentarse al estrés matutino es muy sencillo. ¿Has apuntado todo lo que te hemos dicho? Pues ahora ponlo en práctica todos los días y notarás los beneficios que tiene desde primera hora de la mañana.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz