Estreñimiento, en verano

Hay muchas personas que suelen sufrir de estreñimiento durante el verano, más en concreto, en las vacaciones. Este trastorno es realmente molesto, ya que uno no sólo se siente más pesado, inflamado e incómodo, sino que incluso puede provocar dolor de cabeza e irritabilidad.

En verano puede suceder que haya más problemas para ir al baño debido a que el colon absorbe más cantidad de agua, sus contracciones se hacen más lentas, y las heces se tornan más secas, y, en consecuencia, cuesta más desalojarlas.

Al principio, habrá que recordar la importancia de la fibra en la dieta, cuya ingesta suele ser menor durante el verano ya que las comidas preparadas suelen reemplazarse por bocadillos, snacks y sandwhiches, con menor cantidad de fibra.

Por ello, será buena idea optar por variedades integrales, como panes integrales, e incorporar más cantidad de frutas. Si vas a comer afuera, una ensalada o un platillo rico en verduras será una buena opción.

Vale recordar que la cantidad diaria recomendada de fibras es de entre 25 y 30 gramos. No obstante, en verano esta suma llega a reducirse entre los 5 y 14 gramos, situación que hay que revertir.

Otro punto es el agua: aunque quizás pueda parecer innecesario aclarar, tomar abundante agua (y más en verano) es necesario no sólo para asegurarse la correcta hidratación sino también para reducir las posibilidad de sufrir constipación.

La menor actividad física que suele hacerse en verano también contribuye al estreñimiento: suele suceder que por el intenso calor, se practique menos ejercicio, sean caminatas, andar en bicicleta o incluso la gente concurre menos al gimnasio.

Pero la actividad física es también necesaria para incrementar los movimientos de los intestinos, por lo que será mejor realizar una actividad que vaya más allá de un baño en la piscina o en el mar, un ejercicio más intenso.

Otro factor que suele provocar más problemas para ir al baño es que mucha gente, de manera involuntaria, retrasa la necesidad de ir al baño por estar fuera de casa: son muchos los que, quizá a nivel no consciente, no quieren utilizar un lavabo que no les sea propio.

Si el estreñimiento es parte de tu vida, siempre podrás optar por un laxante, pero siempre deberá ser bajo prescripción médica, quien además deberá seguir el tratamiento, ya que si se abusa de ellos, pueden provocar adicción y dependencia.

Si bien hay gente que puede tener en alguna u otra ocasión estreñimiento, hay que prestar atención si se ha vuelto algo crónico. Este problema puede llevar a complicaciones más serias como hemorroides, una fisura anal o una diverticulitis.

Finalmente, habrá que tratar de tener presente cuáles son las causas que llevan a la constipación para tratar de prevenirlas, así como sus posibles consecuencias.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz