Estreñimiento en vacaciones, consejos para evitarlo

Estreñimiento en vacaciones

Hay muchos problemas a los que enfrentarse en verano, pero uno de los que más nos incomodan es el estreñimiento en vacaciones. No nos ocurre a todos, pero sí a una gran mayoría. A veces es un problema físico y en otras ocasiones mental, disparándose todo tipo de reacciones en nuestro cuerpo cada vez que nos alejamos de casa para ir a un lugar “extraño” que no sea nuestro hogar. Pero afortunadamente, hay consejos que podemos aplicar para intentar evitar que se nos estropeen las vacaciones debido a sufrir esta incomodidad. ¿Nos acompañáis mientras os damos algunas de estas recomendaciones?

Estreñimiento en vacaciones, las consecuencias

Vamos a comenzar viendo qué es lo que nos puede pasar si no tenemos cuidado con el problema del estreñimiento, para daros un poco de “miedo” y que así prestéis más atención a lo que os contamos después (somos malvados). El estreñimiento nos puede llevar a sufrir alguno de estos problemas e inconvenientes:

  • Se pueden llegar a retener gases en la zona del intestino
  • Tendremos más dolores de cabeza y jaquecas
  • Personas con ciertas enfermedades verán cómo sus efectos se endurecen
  • La digestión será más larga
  • Sufriremos dolores abdominales

Como podéis ver, son razones de peso para que tomemos la decisión de hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitar tener estreñimiento en verano. Y es justo de eso de lo que os vamos a hablar en los próximos párrafos, en los que hemos preparado para vosotros una selección de consejos que os vendrán como anillo al dedo para que no tengáis estos problemas.

Cambiar un poco la dieta

Nos vamos de vacaciones y adoptamos un perfil entre dos distintos. Uno de ellos consiste en modificar la dieta al extremo para que sea más sana de lo que ha sido nunca. Es como si el calor del verano nos incitara a cuidarnos más y ser más sanos. No podemos alimentarnos de ensaladas, eso está claro. Pero es peor que adoptemos el otro punto de vista: que nos decantemos por el desmadre. Hay personas que hacen todo lo contrario y que se descontrolan, comiendo grandes cantidades de alimentos y modificando su dieta habitual por una mucho más calórica. Hay que tener cuidado en ese último sentido. Pero sobre todo, para que el estreñimiento no nos arruine las vacaciones, tendremos que comer menos carne, no comer demasiadas cosas que sean astringentes y, en su defecto, aumentar la cantidad de pescado.

También debemos optar por alimentos que estén reforzados en fibra, incrementar de manera significativa el consumo de agua y no olvidarnos de que los alimentos integrales en esta época del año sí que nos van a ir bien. Ya sabéis que no somos de los que recomiendan que de diario consumamos productos integrales, porque normalmente no es necesario, pero en vacaciones estamos un poco en la cuerda floja y queremos evitar el estreñimiento de forma absoluta. Por eso tenemos que darle al cuerpo un empujoncito de manera que tenga aliados adicionales. Y consumir productos integrales nos parece una buena forma de echarle esa mano extra.

Fibra para el estreñimiento

Hábitos más saludables

Antes mencionábamos que debemos beber más agua. Habréis oído 1000 veces lo de “hay que beber 2 litros diarios”. Quizá en invierno es un poco exagerado, pero en verano sí debéis hacerlo, sobre todo si os habéis ido de vacaciones y estáis día y noche caminando como turistas. La hidratación es clave y también influirá en que no tengáis estreñimiento. Al mismo tiempo que aumentáis la cantidad de agua que beberéis tendréis que reducir el alcohol. Si queréis algo distinto porque ya os hayáis cansado del agua, algo que nos pasa a todos, lo mejor será que optéis por una infusión. Y de vez en cuando si queréis tomaros una cerveza no vamos a ser quienes os lo impidan. Porque seamos realistas, seguro que os la acabáis tomando. La cuestión es que no sea un hábito constante.

Otro hábito que habrá que reducir será el del consumo del tabaco. En lugar de ello os pediremos que aumentéis el ejercicio que realicéis. Esto es más que probable que lo hagáis de forma involuntaria, porque si estáis visitando un lugar desconocido lo más seguro es que estéis explorando la ciudad sin parar, visitando museos y otros sitios de interés. En vacaciones caminar no suele ser uno de los problemas y el estreñimiento veraniego se puede aligerar mucho gracias a esto.

Por último lo que sí queremos pediros es que no os olvidéis de la importancia de mantener unos horarios establecidos. Hemos salido de casa y nos hemos ido a otro lugar, pero esto no quiere decir que no podáis mantener un horario para realizar determinadas acciones. Es bueno que tomemos la costumbre de ir al baño todos los días a la misma hora o en una franja similar para que nuestro cuerpo se acostumbre y que el estreñimiento en vacaciones no nos arruine el verano.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz