¿Esterilidad o infertilidad?

Muchas veces se suelen utilizar los términos de forma indistinta, para referirse a la imposibilidad de concebir un hijo, sin embargo, en el ámbito médico no significan lo mismo. Compartamos en Vitadelia cuáles son las diferencias entonces entre ‘esterilidad’ e ‘infertilidad’.

Esterilidad

En este caso, define más bien las dificultades que muchas personas experimentan a la hora de concebir. Según la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) cerca del 15 por ciento de las parejas en España en edad de reproducción sufren de problemas de esterilidad, es decir, no logran un embarazo luego de un año de relaciones sexuales frecuentes practicadas con el objetivo de engendrar un niño (sin el uso de método anticonceptivo alguno).

Por lo general, aquellas parejas que no tienen problemas de esterilidad, tras doce meses de relaciones sexuales frecuentes y sin protección, tienen un 85 por ciento de posibilidad de conseguir un embarazo. 

Según la medicina reproductiva, una vez pasado ese año, sin éxito, la probabilidad de que una mujer quede embarazada de forma espontánea durante los siguientes doce meses se reduce en un 5 por ciento. Ante esta situación, la pareja deberá entonces evaluar si tiene alguna limitación en su capacidad reproductiva.

Infertilidad

En este caso, el problema no radica en la dificultad para que la mujer quede embarazada, sino que tras hacerlo, éste no evoluciona de forma positiva y suelen darse abortos espontáneos. Según datos, la infertilidad afecta a entre el 2 y el 5 por ciento de las mujeres en edad reproductiva.

Ahora bien, un aborto no es sinónimo de infertilidad, aunque sí una señal de alerta. La infertilidad se diagnostica cuando se hayan producido tres o más gestaciones interrumpidas, según lo considerado desde la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología.

La Sociedad Española de Fertilidad, por su parte, recomienda comenzar un seguimiento a partir de los dos abortos, ya que las probabilidades de interrupción de un embarazo aumentan luego de cada aborto espontáneo.

De hecho, existe un 25 por ciento de riesgo de una nueva pérdida tras dos abortos previos, por lo que será mejor hacer una consulta cuanto antes con un especialista.

¿Cuándo concurrir al médico?

*Mujeres mayores de 35 años. Ya que a partir de esta edad, la tasa de esterilidad en las féminas sube en un 25 por ciento. En el hombre, por su parte, la capacidad reproductora se reduce entre un 21 y un 23 por ciento cada año.

*Parejas con problemas de concepción evidentes. Cuando alguno de los miembros de la pareja tenga algún trastorno que pueda afectar su capacidad de procreación, lo mejor será acudir al especialista desde un primer momento.

En este sentido, habrá que estar atento a la irregularidad frecuente en la regla de la mujer, a malformaciones uterinas o a una  mala calidad seminal en el hombre, ya que todos son factores que podrían estar relacionados.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz