Este invierno, aliméntate bien con ensaladas templadas

Este invierno, aliméntate bien con ensaladas 1

Que las temperaturas hayan descendido, no significa que no podamos comer ensaladas o, mejor dicho, que no sean atractivas: el secreto para hacer ensaladas en invierno es que sean un plato templado y nutritivo, con ingredientes que añadan energía. Así como en verano apetecen los ingredientes fríos, en verano, los más cálidos son los más atractivos.

La elección pasar por combinar ingredientes crudos y frescos con cocidos y tibios. Por caso, en el primer grupo se pueden contar varios “clásicos” de las ensaladas, como tomate, cebolla, pimientos, zanahorias, verduras de hoja verde, entre otros. Mientras que en el segundo, la variedad también es amplia: legumbres, como lentejas o garbanzos, arroz o trigo, así como pasta o patatas, ricas en carbohidratos. Otra opción es añadir proteína de origen animal, como pollo o pescados.

Te brindamos a continuación algunas ideas de ensaladas para estos días en los que las temperaturas descienden:

Ensaladas con pasta o papas

Estas ensaladas no solo lucen bien sobre la mesa sino que también aportan energía, además, son sencillas de hacer y gustan a grandes y chicos. La variedad en la forma y colores de la pasta puede hacerlas más atractivas aún para los más pequeños de la familia. Se puede combinar pasta con rúcula y nueces, con vinagretas, o bien patatas con hongos asados, con salmón o bien la que se conoce como ensaladas de patatas a la sueca, con rábanos, apio, huevo y manzana.

Ensalada con queso

El queso es un alimento que a muchos encanta: pueden utilizarse en cualquier de sus variedades, de sabores más delicados o más fuertes, duros o más blandos. Entre las muchas alternativas, se puede preparar una ensalada templada de espinacas, bacon y queso de cabra, o bien de tomate, berenjenas y queso, o de queso azul con nueces. Todo queda en tu creatividad y preferencias.

Ensaladas con arroz

Las ensaladas de arroz, al igual que las de pasta, son un mundo en sí mismas y ofrecen un sinfín de posibilidades: desde arroz y plátano frito, hasta arroz con hongos, con espárragos y garbanzos, etc.

Ensaladas con legumbres

Como se señaló, las legumbres son una fuente cardiosaludable y rica de proteínas para sumar a nuestras ensaladas. Quedan bien con judías blancas y salmón ahumado, o de lentejas con arroz y nueces, o con verduras frescas y atún.

Ensaladas con carnes

A los ingredientes básicos se les puede sumar carne o pescados: las que mejor funciones en ensaladas son las blancas o, en todo caso, el jamón. Pescados como el atún o el bacalao también suelen utilizarse en diversas recetas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz