¿Estás a dieta? Cuidado con las bebidas (II)

leches pesticidas

En continuación con el primer post seguimos con las indicaciones y consejos de la coordinadora de la División de Fomento de la Salud de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), doctora Susan Aaronson que compartió datos útiles, para prestar atención, con respecto a los líquidos que ingerimos y evitar sumar calorías de más a través de ellos, más aún si estamos en pleno proceso de deshacernos de los kilos de más.

En esta ocasión veamos que ha dicho con respecto a la leche y a las bebidas isotónicas. En cuanto a la leche, la especialista dijo que elegir leche de bajas calorías, o descremadas (desnatadas) puede también ser de gran utilidad para reducir las calorías que consumimos diariamente. Recordemos que la leche es, sin embargo, un alimento esencial y que aporta nutrientes fundamentales como el calcio, vitaminas A y D, además de ser una fuente de proteínas (lo cual no se encontrará en otras bebidas).

De hecho, la experta recordó que se aconseja consumir unas tres porciones de productos lácteos por día. Es decir, a la hora de elegir la leche, asegúrate que sea una versión enteramente descremada: estarás incorporando así los nutrientes necesarios, pero sin las calorias ni las grasas adicionales.

Con respecto a las bebidas isotónicas, tomadas para recuperarlos electrolitosy minerales que se pierden durante la práctica de ejercicio, Aaronson recalcó que este tipo de bebidas contienen una cantidad de calorías signifricativa: la mitad o un tercio del azúcar que contienen las bebidas gaseosas. Por este motivo, la coordinadora resumió la situación con respecto a estas bebidas así: “Si programa ejercitarse continuadamente, más de una hora, las bebidas deportivas son para usted”. Finalmente, explicó también que estas bebidas no aportan demasiado valor nutritivo.

Por otro lado, y al margen de lo ya expuesto, Aaronson hizo hincapié en la necesidad de evitar, lo más posible, el consumo de alcohol: su nivel calórico es muy elevado y en unos vasos se puede estar incorporando la misma cantidad de calorías que con la comida completa.

Para tener en cuenta: un vaso promedio de vino tiene alrededor de cien calorías y una cerveza de 12 onzas contiene aproximadamente 150 calorías. Según Aaronson, un trago mixto puede aportar alrededor de 300 calorías, por lo tanto, limitar el número de tragos consumidos antes o durante la cena va a contribuir a la silueta, además, de a nuestra salud, claro.

Vía AlimentaciónSana.com.ar

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz