Estados Unidos buscaría eliminar las grasas trans artificiales de los alimentos

Estados Unidos buscaría eliminar las grasas trans artificiales de los alimentos 1

Las grasas trans siguen estando en la mirada de las autoridades sanitarias: recientemente, se supo que la Agencia Estadounidense del Medicamento (FAD) habría propuesto tomar una serie de medidas conducentes a eliminar este tipo de grasas de los alimentos procesados. Las grasas trans están directamente relacionadas con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La propuesta estaría abierta a opiniones especializadas de terceros durante los próximos dos meses, y buscaría reducir o eliminar los aceites hidrogenados de los alimentos. Además, las empresas que aún necesiten utilizarlos, deberían poder asegurar que se trata de una dosis y calidad “segura“, es decir, deberían poder demostrar dichas garantías cientifícamente.

Pero este tema es controversial, ya que son muchos los expertos que aseguran que este nivel de seguridad no existe para las grasas trans artificiales, como tal es la opinión de los especialistas del Instituto de Medicina del país norteamericano.

Según Margarte A. Hamburg, comisionada de la FDA, tomar esta medida podría prevenir cerca de 20.000 infartos y unas 7.000 muertes al año por enfermedades coronarias.

El uso de los aceites hidrogenados se hizo muy popular durante las últimas décadas y al día de hoy forman parte del proceso de la elaboración industrial media de los países occidentales. Vale recordar que las grasas trans se obtienen a partir de las grasas vegetales, que se las somete a un proceso llamado “hidrogenación“.

De aquí se logra un tipo de grasa más consistente, con mayor durabilidad y de un sabor agradable. Pero el problema es que ya se ha demostrado lo nocivo que pueden llegar a ser estos ácidos grasos, tanto o más incluso que los saturados. Las grasas trans incrementan los niveles de colesterol malo en sangre y reducen los del bueno, por lo que su consumo aumenta el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

En 2006, la FDA puso en vigencia una normativa que obligaba a incluir en las etiquetas de los alimentos la presencia de las grasas trans artificiales, una medida que ya llevó a muchos fabricantes a suprimir dicha sustancia de sus alimentos elaborados.

Un año antes, la ciudad de Nueva York vetó el uso de las grasas trans artificiales a los restaurantes, o ciertas cadenas, como McDonalds, han encontrado sustitutos a este tipo de grasas y las han eliminado.

Estas medidas fueron reduciendo el consumo de grasas trans en los Estados Unidos de forma significativa: en 2012, su ingesta se ha reducido a un gramo al día, cuando en 2006 su consumo era de 4,6 gramos diarios.

No obstante, y más allá de estos avances, se sigue utilizando grasas trans en alimentos procesados, por lo que a idea de la FDA es entonces dar otra vuelta de tuerca y lograr su supresión total.

Se trata de evitar la exposición a esta sustancia química tan nociva, que la mayoría de las veces ni el consumidor sabe que la está ingiriendo“, se publicó en un artículo el jueves pasado en ‘The New York Times’.

“Con dos o tres gramos de grasas ‘trans’ al día, se incrementa el riesgo para la salud“, destacaron los especialistas. Las medidas de restricción podrían además ahorrar una gran cantidad de los costes sanitarios, al tiempo que evitarían, claro, un importante números de infartos.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz