La esquizofrenia no es una sola

La esquizofrenia no es una sola 1

Expertos de las universidades de Granada, España, y de Washington, en St. Louis, Estados Unidos, descubrieron que no existe un solo tipo de esquizofrenia, sino varios: se identificaron hasta ocho trastornos genéticamente distintos, cada uno de los cuales tiene su propio conjunto de síntomas.

Según se publicó en The American Journal of Psychiatry, este descubrimiento podría constituir el primer paso hacia un mejor diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad que afecta a cerca del 1 por ciento de la población mundial.

Hasta el momento, se sabía que el 80 por ciento del riesgo de sufrir esquizofrenia es de índole hereditaria, aunque hace años que se intenta dar con los genes específicos que la desencadenan. Con esta nueva investigación, en la que participaron más de 4.190 pacientes, se logró identificar por primera vez las redes de genes diferentes que contribuyen a que existan ocho tipos de esquizofrenia.

Según explicó Igor Zwir, investigador de la Universidad de Granada y participante del trabajo, los genes no operan por sí mismos de forma aislada, sino que funcionan entre sí “como una orquesta“. Por ello, no solo hay que conocer a cada uno de ellos, sino también ver cómo interactúan entre ellos, para poder entender su funcionamiento.

Los investigadores dividieron a los pacientes según el tipo y gravedad de los síntomas positivos (alucinaciones, delirios, etc.) y negativos (falta de iniciativa, falta de conexión entre pensamientos y sentimientos, etc.). De forma paralela, organizaron los perfiles de estos síntomas en ocho trastornos cualitativamente distintos.

Entre los hallazgos significativos, encontraron que en algunos pacientes con alucinaciones o delirios existían distintas redes de genes relacionadas con sus síntomas, lo que sirvió para demostrar que las variaciones genéticas específicas interactuaron para crear una certeza del 95 por ciento de padecer esquizofrenia.

En otro grupo se encontró que el discurso incongruente y el comportamiento desorganizado están asociados específicamente con una red de variaciones de ADN que llevan a un riesgo del 100 por ciento de sufrir esta enfermedad.

Los investigadores destacaron que mientras los genes individuales presentan asociaciones débiles e inconsistentes con la esquizofrenia, las redes de interacción de grupos de genes suponen un riesgo muy elevado de padecerla, de entre el 70 y el 100 por ciento.

En total, los expertos identificaron 42 grupos de genes que tienen alguna influencia con el riesgo de esquizofrenia.  Zwir enfatizó en que gracias a esta identificación de redes genes y su adecuación a los síntomas en los pacientes individuales, “pronto será posible determinar un tratamiento localizado para las vías específicas que causan la esquizofrenia“.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz