Espinacas y alubias, que no falten en tu dieta

Entre el gran universo de alimentos, las espinacas y alubias son dos que deberían siempre incluirse en una dieta nutritiva, variada y saludable, por su cantidad y variedad de nutrientes, además que tienen la característica de ser versátiles y poder sumarse a distintos platillos.

Los vegetales son esenciales en la alimentación, aportan hidratos, fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes, y de todos ellos, las espinacas y las alubias (legumbres) son de los más nutritivos, así se confirmó también en un estudio realizado por el Centro Tecnológico Ainia de Valencia, que demandó tres años de investigaciones.

Ambos tipos incluyen cantidades de minerales esenciales como el hierro, calcio, potasio y zinc. La espinaca, por su parte, es rica en folato (vitamina B9), vitamina K, vitamina A y C, y luteína, principio activo con capacidad antioxidante.

Las alubias proporcionan fibra, folato, potasio y hierro, además de hidratos de carbono, su principal componente.

La cocción puede reducir el valor nutritivo de las espinacas, pero no así de las alubias: de hecho, según este estudio, la biodisponibilidad del calcio, hierro y cinc de la alubia aumenta con la cocción, mientras que en las primeras sí se reduce “significativamente”.

Los responsables del estudio han recomendado así cocer las espinacas “lo menos posible” para no restarle nutrientes, en especial, su alto contenido de minerales: esta hoja verde, bien lavada, puede ser consumida en ensalada sin problemas, además, es sabrosa. Y si, por el contrario, se las va a cocinar, que su tiempo de cocción sea el mínimo necesario: cuanto más cocción, más pérdida de nutrientes.

Siempre es bueno recordar la importancia de los productos vegetales en la dieta diaria: de hecho, cuando más cercana sea nuestra alimentación a una “dieta basada en vegetales”, mucha más salud y bienestar tendremos.

Estos alimentos aportan hidratos de carbono y fibras, presentan otros constituyentes con efectos beneficiosos para la salud como los antioxidantes, la vitamina A, C y la E, además de minerales y, en algunos casos, aminoácidos (proteínas).

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz