Esperma, consejos para mejorarlo durmiendo mejor

dormir para el esperma

¿Queremos tener un hijo y deseamos saber cómo mejorar nuestro esperma? Un estudio ha desvelado que dormir de una manera conveniente es uno de los factores imprescindibles para conseguirlo. Así que si hasta ahora no hemos estado descansando de forma adecuada es posible que queramos tener en cuenta los siguientes consejos a partir de este momento. Porque quizá durmiendo podamos mejorar la calidad del esperma y así lograr tener ese hijo que tanto tiempo llevamos buscando.

Esperma, el secreto del sueño

El estudio, al menos de momento, es preliminar, dado que se han desvelado algunos detalles pero todavía falta conocer con exactitud las conclusiones que implica el mismo. La información preliminar indica desde la revista Fertility & Sterility que lo más adecuado es dormir durante un periodo de entre siete y ocho horas cada noche. Las conclusiones se han obtenido al realizar un seguimiento de nada más y nada menos que setecientas parejas a lo largo de un periodo de un año. Se hicieron distintos contactos para llevar a cabo análisis y comprobar que se estaban siguiendo unas pautas determinadas necesarias para que la información resultara concluyente.

¿Quién obtuvo los mejores resultados?

Durante la investigación se analizaron los hábitos de todas las parejas, comprobando específicamente la cantidad de horas de sueño que tuvo cada hombre implicado. Hubo varios grupos de control, pero en especial los datos se concentran en tres principales: el de los hombres que durmieron una cantidad inferior a seis horas, aquellos que sí disfrutaron de un periodo de sueño entre siete y ocho horas, y por último los que durmieron más de nueve horas. El primer grupo plasmó unos resultados más negativos, dado que tuvieron un 31% menos de posibilidades de conseguir llevar a cabo su propósito. El segundo grupo fue el más exitoso, pero se ha descubierto que dormir más tampoco es beneficioso, dado que los hombres del tercer grupo tuvieron un 49% menos de posibilidades de dejar embarazadas a sus parejas.

Lógicamente, hay otros factores que terminan teniendo relevancia para valorar el nivel de fertilidad de los hombres. Este estudio no ha contado con otros factores que suelen tener un papel importante, como es el caso de la agilidad de los espermatozoides o sus características personales. No obstante, el estudio ayuda a que sea posible conocer los resultados reales del efecto de las horas de descanso en la fertilidad de los hombres.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Del estudio se obtienen otras conclusiones. Una de ellas habla de cómo dormir una menor cantidad de tiempo de la recomendada puede impedir que tengamos una producción adecuada de testosterona. Si no producimos esta hormona con eficiencia lo que estaremos haciendo será reducir las posibilidades de que nuestra producción de esperma sea de la calidad adecuada. Eso explica porqué dormir poco es malo para la calidad del esperma, pero quedan dudas que expliquen porqué también es malo dormir más de la cuenta. Es algo en lo cual los investigadores están intentando profundizar para llegar a conclusiones más definitivas.

mejorar el esperma

Se menciona, por otra parte, que las personas que duermen menos también son más propensas a tener otros hábitos nocivos que afectan a la calidad del esperma. Es el caso de beber alcohol o fumar, aspectos que suelen acabar afectando a la salud en distintos aspectos. Por eso quedan abiertos ciertos aspectos todavía pendientes de explorar con el estudio antes de que llegue a publicarse de manera definitiva y que lo tengan en cuenta las autoridades médicas. Pero hay que reconocer que las conclusiones obtenidas hasta el momento son de lo más positivas y que de momento parece que terminará marcando tendencias entre los expertos.

Consejos para concebir con éxito

En base a estos datos ya podemos estar más preparados para intentar concebir con éxito. Pero necesitamos algunos consejos imprescindibles. Del estudio deducimos que tenemos que dormir entre siete y ocho horas para que nuestro esperma gane calidad. Además, es recomendable que dejemos la bebida y que no fumemos en la medida de lo posible. Cualquier tipo de hábito poco saludable terminará pasando factura. Por otro lado, es bueno que introduzcamos estos cambios al menos tres meses antes de empezar a intentar concebir. El motivo de ello es que las células del esperma necesitan alrededor de 70 días para madurar, así que la renovación de las mismas tardará ese periodo de tiempo que habremos definido para la preparación.

No olvidemos, por otra parte, que el estrés y la presión tampoco son buenos factores para que nos acompañen en el proceso. Todo ello reducirá nuestro poder de concentración y hará que estemos en desventaja a la hora de conseguir el objetivo que nos hemos planteado. Dormir bien va a ser una recomendación fundamental para que concibamos de forma exitosa con un buen esperma, pero no es ni de lejos lo único en lo que tenemos que concentrarnos. Así que en adelante ya sabemos qué debemos hacer además de cruzar los dedos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz