España: en los primeros puestos en obesidad y sobrepeso infantil

nino-con-sobrepeso

España ocupa en la actualidad uno de los primeros puestos en cantidad de niños que padecen obesidad o sobrepeso, de acuerdo a la Asociación pro Derechos Civiles Económicos y Sociales (ADECES).

Según datos que se manejan, las dos últimas décadas han sido decisivas en cuanto al crecimiento de casos de sobrepeso infantil gracias a, fundamentalmente, los estilos de vida sedentarios y hábitos dietéticos inadecuados. Esta cifra también está ligada a la manera de vivir y mentalidad occidental: la comodidad en principio, una cierta displicencia y una creencia equivocada en que un “niño rollizo es un niño saludable”.

Sin lugar a dudas, el papel de la familia en este contexto es fundamental: por ello ADECES aconseja seguir determinadas pautas para alcanzar una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable en todo el núcleo familiar.

Más de 1.000 millones de personas adultas, en todo el mundo, padecen de sobrepeso, y de ellas, unos 300 millones son, directamente, obesos, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una cifra de por más alarmante.

El panorama en España es bastante similar, o aún peor, ya que el problema mayor se está dando en los niños: si bien ocupa una posición intermedia en el porcentaje de adultos obesos, este país europeo presenta una de las cifras más elevadas en lo que respecta a la población infantil.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 8,9 por ciento de los españoles de entre 2 a 17 años presenta obesidad y el 18,7 por ciento tiene sobrepeso. Los hábitos alimentarios y sedentarios son, para los especialistas, las causas fundamentales de este aumento de la obesidad infantil que se ha dado en las dos últimas décadas en España.

Alimentación desequilibrada

De acuerdo a los distintos estudios oficiales realizados al respecto (por caso, la Encuesta Nacional de Salud) el 6,2 por ciento de la población infantil y juvenil española no desayuna habitualmente. Y no sólo esto, sino que el desayuno de los niños españoles se compone, en un 56 por ciento de los casos, solamente de un vaso de leche acompañado de algún hidrato de carbono, mientras que el 19,3 por ciento sólo lo hace con un vaso de leche.

Para ADECES, existe una relación directa entre este mal hábito alimenticio y la obesidad. Un desayuno equilibrado debe incluir leche, fruta o zumo, e hidratos de carbono. Este desayuno completo sólo es seguido por un 7,5 por ciento de los niños españoles.

La obesidad responde a distintas causas, entre las que se encuentran la genética y los problemas endocrinológicos. Si bien ambos factores existen, también es cierto que no son tan determinantes. No todos los hijos de obesos acabarán siéndolo y el porcentaje que se asocia a problemas endocrinos es menor que el asociado a otras causas.

En este contexto, los expertos coinciden al encontrar en los hábitos dietéticos inadecuados y en la insuficiencia de la actividad física las principales causas.

Además recordemos que cinco de los diez factores de riesgo identificados por la OMS como claves para el desarrollo de las enfermedades crónicas están relacionados con la alimentación y el ejercicio físico: la obesidad, el sedentarismo, la hipertensión arterial, el colesterol elevado y el consumo insuficiente de frutas y verduras.

Vía Elsemanaldigital

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz