Escoliosis, recomendaciones deportivas para remediar el problema

Escoliosis nadando

A medida que van pasando los años nos encontramos con la posibilidad de poder sufrir más enfermedades y problemas de salud. La edad es uno de los factores que más influyen en este sentido, aunque lo cierto es que a veces no es el único que nos puede jugar malas pasadas. También es habitual encontrarnos con personas que padecen afecciones desde pequeños u otras que por un accidente o un mal movimiento han sufrido consecuencias negativas en su cuerpo. Entre las muchas que podemos nombrarte vamos a hablar hoy de la escoliosis.

Seguramente hayas escuchado mucho hablar sobre este problema de salud, pero no todo el mundo conoce de qué trata. La realidad es que cada vez más personas sufren esta dolencia, sobre todo debido a las malas posturas y a los hábitos poco beneficiosos que hemos ido adquiriendo con el paso de tiempo. Pero al igual que ocurre con muchos problemas de salud, la escoliosis puede controlarse y una de las mejores cosas que podemos hacer para ello es practicar deporte. Si tienes escoliosis o conoces a alguien que la padezca no dudes en recomendarle estos consejos.

Escoliosis, la definición

La escoliosis no es precisamente un problema de salud que podamos denominar como extraño, puesto que es común conocer a alguien que lo padece, ya sea de forma más grave o leve. Cada vez con más asiduidad nos encontramos personas con molestias en la columna vertebral, pero no siempre es un problema de escoliosis. Hablamos de una afección que altera por completo la columna vertebral y provoca una curvatura en la misma. Hay que tener en cuenta que nadie nace con la espalda completamente recta, ya que lo normal es que exista una variación de alrededor del 5% como máximo. En el caso de superar este porcentaje podríamos estar hablando de escoliosis. Pero como en todo, existen diferentes niveles de gravedad y según el que tengamos podremos combatir los síntomas a través de intervenciones quirúrgicas o con simples ejercicios físicos.

Aunque muchos expertos consideran que es contraproducente practicar deporte si padecemos esta enfermedad, la verdad es que siempre que la afección nos lo permita debemos llevar a cabo ciertos ejercicios físicos que nos ayuden a mantener nuestra espalda sana.

Escoliosis con pilates

Hacer ejercicio como solución

Si nos encontramos en una situación en la que creemos que podríamos tener escoliosis lo primero que debemos hacer es acudir a un profesional para que analice nuestro caso y pueda hacer una evaluación exhaustiva del problema que tenemos. Esta enfermedad no siempre se presenta con igual gravedad, por lo que tendremos que tener un diagnóstico previo antes de actuar.

En el momento en el cual tengamos claro qué tipo de afección tenemos, podremos empezar a llevar a cabo ciertos ejercicios físicos siempre que no nos dañemos más la espalda. Nuestro objetivo siempre va a ser fortalecer esta parte del cuerpo, por lo que debemos planificar un cuadro de ejercicios en el cual trabajemos sobre todo el lado convexo, mientras que el cóncavo habrá que relajarlo.

También es muy importante que reeduquemos nuestra postura habitual. A veces no nos damos cuenta y nos sentamos o caminamos adoptando una posición inadecuada que a la larga puede traernos complicaciones. Es recomendable que llevemos a cabo ejercicios donde no tengamos que utilizar mucho peso, al igual que debemos evitar cualquier actividad que sea descompensatoria para los músculos de la espalda. Por ejemplo el tenis no es un buen compañero, ya que trabajamos más una zona del cuerpo que otra.

Algunos deportes muy recomendables

Entre los deportes más recomendados se encuentra la natación, puesto que se considera uno de los más completos que existe. Con él fortalecemos los músculos, pero sin sobrecargarlos y trabajando sobre la espalda de forma constante. Lo ideal es nadar a crol o de espalda porque son las mejores técnicas para mantener la columna recta. Además de este tipo de prácticas deportivas no debes olvidar que si sufrimos de escoliosis nuestro cuerpo también va a necesitar un momento de relajación. Es por ello que muchos expertos recomiendan el pilates, dado que a la vez que descargamos la espalda mejoramos su flexibilidad y estiramos los músculos. Esta también es una muy buena técnica de reeducación.

Por último, olvídate de realizar cualquier tipo de actividad en la que suframos un alto impacto, mientras que adoptar posturas complicadas o utilizar un peso extremo no es lo más recomendable. La escoliosis es un problema de salud con el cual tenemos que tener especial cuidado, ya que la espalda es una de las zonas del cuerpo que más sufre. Por este motivo debes cuidar muy bien tu cuerpo y llevar a cabo todos estos consejos para prevenir otras complicaciones en el futuro. De esta manera podrás reducir los efectos de la escoliosis, encontrarte mejor y olvidar cualquier efecto adverso que hayas tenido de este problema de salud.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz