Envejecer bien, consejos para conseguirlo

Envejecer bien

El paso de los años nos afecta a todos. No hay nadie que pueda decir que ha conseguido lograr no cumplir años y envejecer (salvo por el personaje de la película El curioso caso de Benjamin Button). Es de ley vida y algo que tenemos asumido. Pero la realidad es que se trata de un factor al cual le vamos dando más relevancia a medida que pasa el tiempo, pensando cuando somos jóvenes que para eso de “ser viejos” todavía queda mucho tiempo. Lamentablemente el tiempo pasa y lo que debemos hacer, desde que somos jóvenes, es prepararnos para envejecer bien. Si nos preparamos en condiciones estaremos asegurándonos una vejez en la que nos sentiremos mucho más sanos y en la cual estaremos más fuertes para luchar contra enfermedades.

Envejecer bien, el estudio

Recientemente se ha presentado el proyecto Athlos, que se está gestionando en Europa y en el cual participan varios centros de investigación españoles. Su finalidad es profundizar en el envejecimiento saludable y llegar a una conclusión definitiva sobre cuáles son los aspectos que se deben fortalecer a lo largo de la vida. La Unión Europea está financiando este proyecto que tiene como principal objetivo que las personas vivan más y que lo hagan contando con la capacidad funcional en el mejor estado posible.

Una de las conclusiones a las que se ha llegado es que es importante tener una masa muscular y ósea adecuada. El principal aspecto que se debe valorar es que el momento en el cual las personas alcanzan el mejor nivel en ambos tipos de masa es la adolescencia. Esto significa que en se momento de la vida ya hay que tener una vida saludable para que el cuerpo vaya acumulando masa y que sea posible alcanzar la adolescencia en un buen estado. Resulta más importante de lo que se puede imaginar, puesto que todo lo que hacemos con nuestro cuerpo en la adolescencia termina teniendo una repercusión directa en nuestro futuro.

Una alimentación sana desde el primer momento

Para envejecer mejor las personas tienen que hacer uso de una alimentación sana no desde la adolescencia, sino incluso desde antes. Todo comienza, por lo que ha determinado el estudio, en el seno materno. Si la madre hace uso de una dieta equilibrada, evitando las grasas y los azúcares, los niños reducirán el riesgo de tender a la obesidad. Y la obesidad en la adolescencia está categorizado como uno de los principales problemas para que las personas puedan establecer unas pautas adecuadas desde jóvenes para envejecer de manera adecuada.

Consejos para envejecer

Al alcanzar la adolescencia hay que tratar de potenciar el estado de salud por todos los medios posibles. Para ello se tiene que hacer uso de una alimentación que evite las grasas malas, que no abuse de los azúcares y que esté formada por una ingesta constante de verduras y frutas. Al mismo tiempo, es necesario realizar ejercicio físico, puesto que esto ayudará al organismo a mantenerse sano. Dicen los expertos que participan en el proyecto Athlos que es importante que las personas le den tanta importancia a la preparación de su salud como a la contratación, por ejemplo, de un plan de pensiones. Esto garantiza que cuando alcancemos la vejez y que lleguemos a, por ejemplo, los 80 años, tengamos un cuerpo que esté preparado para resistir las duras condiciones de este nivel de edad.

Tener una vida mejor

Uno de los objetivos del estudio era llegar a la conclusión de porqué algunas personas mayores tienen más capacidad para superar enfermedades que otras. Se han visto casos en los que ancianos superan enfermedades graves a partir de los 80 años, cuando otros en su mismo rango de edad no lo consiguen. Con la intención de mejorar el nivel de supervivencia de las personas, el trabajo de Athlos se ha consolidado alrededor dela idea de garantizar que los ancianos puedan vivir más y mejor.

Por lo tanto, ya estemos en la adolescencia o la hayamos pasado y comencemos a acercarnos a un mayor estado de madurez, siempre tendremos que tener en mente una serie de rasgos imprescindibles. Primero: comer bien. Segundo: hacer ejercicio. Y tercero: vivir de manera positiva y enfrentarnos a las adversidades con optimismo, dado que se ha comprobado que esto también puede llegar a ser muy determinante.

Nunca es tarde para comenzar a adoptar un modo de vida saludable, pero nos tenemos que asegurar de comenzar a hacerlo cuanto antes. Para ello os recomendamos que hagáis una modificación en vuestra dieta, que comencéis a hacer ejercicio una vez al día, aunque sea de forma suave y a que penséis que todo lo hacéis por un gran objetivo: que cuando seamos ancianos nos encontremos en un estado de forma fabuloso. Ya veréis cómo envejecer bien se acaba convirtiendo en una prioridad para vosotros de la cual sacaréis un gran provecho cuando pasen los años.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz