Entrena siempre a la misma hora del día

Si hay algo que es obligatorio para realizar cualquier deporte… es la constancia. No hay más historia, la constancia es la clave del éxito. Día tras día, semana tras semana… la máquina nunca debe pararse, y el cuerpo debe acostumbrarse sí o sí a un estricto programa de ejercicio.

Acostumbrar al cuerpo no es tarea fácil. Realizar un intenso ejercicio físico requiere seguir unas pautas en ocasiones duras, y no fáciles de seguir. Pero hay que asentar las bases del éxito, y esto incluye no fallar en ningún momento. Hoy te traemos un consejo práctico y muy útil que desde luego, se plasma en un camino realmente importante. Entrena siempre a la misma hora del día. ¿Por qué?

Cuando acostumbramos a nuestro cuerpo a entrenar varias veces a la semana o incluso diariamente, de manera inconsciente el mismo cuerpo prepara todas su energía para liberarla en el momento del día en el que realizamos deporte. Por ejemplo, si vamos al gimnasio a las ocho de la mañana, inconscientemente el cuerpo preparará toda su energía para esa hora. Si vas siempre a la misma hora y un día en lugar de ir a las ocho de la mañana vas por la tarde, rendirás con peor rendimiento en el gimnasio. Esto queda palpable en cuanto acostumbramos a nuestro cuerpo durante varias semanas. Ir a la misma hora es un paso importante y obligado. ¡No lo olvides!

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniel

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz