Ensalada rica en fibras para ayudar a tu sistema digestivo

Ensalada rica en fibra

Ahora que ya comenzamos a cambiar de hábitos alimentarios, introduciendo fórmulas alternativas a las que nos han acompañado durante el invierno, es muy interesante que le prestemos atención a los beneficios de una ensalada rica en fibras. Este tipo de plato puede ser fundamental para que sin mucho esfuerzo le proporcionemos a nuestro sistema digestivo ese apoyo que necesita a la hora de trabajar mejor y de hacernos sentir mucho más sanos. Y por ello hemos decidido traeros una receta que os vendrá muy bien en este sentido. ¿Os animáis a descubrir los beneficios de un tipo de ensalada muy sana?

Ensalada rica en fibras, descubrámosla

Sabemos, porque lo hemos visto en multitud de casos, que la fibra es algo que necesitamos para que nuestro sistema digestivo pueda trabajar de manera conveniente. En otros animales es frecuente que sus estómagos dispongan de particularidades que les permiten digerir los alimentos con facilidad. Nosotros no tenemos esa suerte, así que necesitamos un poco de ayuda externa. La fibra se encarga de eso y es algo que no deberíamos olvidar cuando estamos planificando lo que comeremos en estos días de verano en los que cada vez tenemos menos ganas de pensar recetas para preparar en la cocina.

Por eso una ensalada con fibra es tan eficiente. La podemos preparar de manera sencilla y además es buena para nuestro cuerpo. ¿Alguien da más? Podemos añadir que, por otro lado, es un alimento muy delicioso y siempre refrescante en estos días. Así que todo cuadra con el objetivo que estamos buscando. A continuación compartimos con vosotros una receta para que podáis preparar una sabrosa ensalada con fibra.

Receta para ensalada con fibra

No vamos a ser muy exigentes con los ingredientes y queremos que seáis flexibles, así que si os falta un ingrediente no penséis que es el fin del mundo. Es mejor que vayáis introduciendo las ensaladas en la dieta que no las hagáis solo porque os falte una cosa (porque si se convierte en una costumbre seguro que acaba siendo habitual que siempre os falte “algo”).

La lista de ingredientes es la siguiente:

  • Zanahorias (2 y de un tamaño no demasiado grande)
  • Manzanas verdes (2)
  • Remolachas (2 y a ser posible de un tamaño mediano)
  • Zumo de limón (exprimiendo solo 1)
  • Nueces picadas (tres cucharas grandes)

Con estos ingredientes ya podemos comenzar a preparar la ensalada. El primer paso es limpiar todas las verduras, sin importar el orden en el que lo hagamos. Habrá que pelar tanto la zanahoria como la remolacha. Luego es recomendable que las rallemos, para que después en la ensalada sea mucho más fácil comerlas. Ahora pelamos las manzanas y las cortamos a trocitos, bañándolas con el zumo que habremos exprimido del limón. No debería hacer falta que os expliquemos cómo exprimir el limón, pero recordad que un exprimidor es algo que todos tenemos en casa y que resulta muy útil.

Ensalada con zanahoria

¿Ya tenéis todo cortado y rallado? Pues en ese caso mezclémoslo. Cuando lo tengamos todo en un recipiente solo nos quedará poner las nueces, que veremos que cuando nos comamos la ensalada le proporcionarán un sabor muy intenso y satisfactorio. ¿Y el aliño? Esto lo dejamos un poco a vuestra elección. Las posibilidades son inmensas y depende de otros factores de vuestra dieta, como si tenéis problemas de peso, algo que implicaría que no deberíamos usar mayonesa. En cualquier caso, la sal, el aceite de oliva, el vinagre o la mayonesa son buenos condimentos. Y también hay unos siropes de vinagre con sabor que quedan especialmente bien.

Ideas para disfrutar de la ensalada

Partiendo de la base de los ingredientes que os hemos dado es bueno que podáis tener cierto margen de improvisación para variar la formación de la ensalada. Está claro que necesitamos una carga de fibra para que nuestro sistema digestivo se beneficie, pero no vamos a soportar comer lo mismo día tras día. En otros casos podéis tener en mente cuáles son los alimentos con fibra y variar la composición de las ensaladas. De esta manera tendréis más opciones de llegar a una dieta variada más allá de alterar el aliño que le ponéis a la ensalada cada vez que os la coméis.

Este tipo de ensalada saludable te la podrás llevar a cualquier lugar por la facilidad que tiene para que nos la comamos después. Si vamos a pasar el día a la piscina o la playa será una buena opción, y seguro que a ninguno de nuestros amigos le da por pedirnos una parte, así que ¡nuestra comida está a salvo! Dejando las bromas al margen, la ensalada rica en fibras deberíamos tenerla muy en cuenta también cuando salimos a comer fuera. En muchos restaurantes se están convirtiendo en un plato estrella, así que por no comer en casa no estamos destinados a perder la oportunidad de darle al organismo la dosis de fibra extra que necesita.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz