Enfermedades típicas del otoño

pelo_otoñook

Llega el otoño y con él, las enfermedades típicas de esta estación. Debemos protegernos de ellas, en primer lugar, conociendo cuáles son y cómo podríamos evitarlas.

Esta temporada se caracteriza por la presencia de viento fuerte, que hace caer las hojas de los árboles y, como consecuencia, cae el polen y polvo, que quedan volando por el ambiente y ocasionan reacciones alérgicas importantes. Las personas que deben tener más cuidado son las que tienen asma y otros padecimientos pulmonares y bronquiales.

Otra característica es que la temperatura baja y, por este motivo, se incrementan las enfermedades respiratorias como la gripe, los resfriados comunes, las neumonías y las faringitis.

También existen enfermedades que afectan a menores de 4 años, como el sincicial respiratorio, que es provocada por un virus que puede causar estados grave, considerándola así, una de las principales causas de hospitalización.

La temporada de lluvias no termina aún, por lo que se permiten la formación de charcos y con ello la proliferación de mosquitos transmisores de enfermedades como el dengue clásico y el hemorrágico y el paludismo. La humedad y el frío provocan afecciones en la piel, ocasionando infecciones por hongos, dermatitis por alergias o resequedad.

Por su parte, la humedad también incrementa infecciones en las mucosas, incluso la conjuntivitis es otra de las enfermedades que se presenta con mayor frecuencia en el verano y otoño.

Indicaciones ara disfrutar del otoño y prevenirnos

• Aplicar el refuerzo de la vacuna contra la gripe y, si te encuentras entre los grupos de riesgo, la vacuna contra la neumonía. Consulta a tu médico si la necesitas.

• Si tienes algunos síntomas de gripe, no te automediques porque, si la enfermedad es viral, el medicamento no servirá y las bacterias se fortalecerán, haciendo más difícil el tratamiento.

• Cambia de ropa si te has mojado y ha quedado húmeda. Evita los cambios rápidos de temperatura al entrar a lugares con calefacción.

• Proteger la piel del calor y la humedad, puedes aplicar cremas para evitar resequedad.

• Evitar la formación de charcos y solicitar a las autoridades la descarcarización y fumigación de los espacios.

• Considera  los controles médicos ante cualquier síntoma de enfermedad o infección y evita la automedicación.

 Vía: esmás.com, medlineplus.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz