Enfermedad celíaca y la dieta, que también sea equilibrada y saludable

Ya hemos hablado en Vitadelia sobre la enfermedad celíaca

, este trastorno congénito que hace que el sistema digestivo, el organismo, no tolere el gluten, una proteína presente en varios cereales como el trigo, el centeno, cebada y avena.

Los celíacos necesitan mantener una dieta equilibrada y saludable, que contenga todos los nutrientes (con excepción del consumo de gluten, claro). El objetivo es que el paciente pueda mantenerse dentro de su peso normal, fuerte y que también se prevengan enfermedades como la obesidad u otras, por el contrario, relacionadas con un déficit alimentario.

De manera general, se puede decir que las recomendaciones de alimentación sana para un paciente con celiaquía son similares a las dadas para una persona sin intolerancia al gluten, sólo que no deberán consumir esta última proteína.

Se deberá, en principio, incorporar sólo alimentos ricos en carbohidratos “libres de gluten”, con preferencia por las variedades integrales. Alimentos como el arroz, las patatas, la polenta y quinoa (sin contaminación de gluten), las leguminosas, harinas libres de gluten (elaboradas a base de maíz, arroz o mandioca), y fideos, pastas y panes libres de la proteína, constituirán una de las bases de la alimentación que aportarán energía, vitaminas, minerales y fibras necesarias para una buena nutrición.

Otro básico está constituido por las frutas y verduras, y en este sentido, se recomienda el consumo de cinco porciones por día. Este tipo de alimentos es también esencial para obtener las vitaminas, minerales y antioxidantes necesarios para mantener en buen estado la salud, además, son libres de gluten y de grasas.

Sólo para darse una idea, puedes escoger entre las siguientes opciones para incorporar las porciones necesarias: un jugo de fruta fresca en el desayuno, una fruta de colación a media mañana o media tarde, una pieza de fruta como postre en el almuerzo y / o cena, 1 plato grande de verduras o ensaladas durante el almuerzo y/o cena, crema de verduras caseras o guisos de verduras.

Así también, recuerda siempre reducir el consumo de grasas (en especial de saturadas y las trans) y preferir las provenientes de fuentes vegetales, con mayor énfasis en el aceite de oliva u otras variedades como de canola.

Los lácteos, en sus variedades desnatadas, y en una frecuencia de tres raciones por día, la reducción de sal y de azúcares refinados, y la actividad física practicada de manera frecuente, son otros tres ítems básicos para tener buena salud y un buen estilo de vida, tanto en celíacos como personas sanas.

Vía AlimentosySalud

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz