Más energizantes naturales, para tener en cuenta y una mejor calidad de vida

El otro día comenzamos a compartir en Vitadelia, algunos complementos naturales

para sentirse mejor, con más energía y más animado. Sigamos con esta propuesta, y conozcamos otras posibilidades más.

El Borojo es una fruta muy rica en fósforo: su proporción es de casi el 70 por ciento, por lo que se recomienda para mejorar la atención y el estado en general. Así también, incluye vitaminas del complejo B.

El borojo suele tomarse en estos caso en jugo, y sus efectos son casi inmediatos: a los diez minutos ya se comenzaría a sentir la mejoría. Es especial para quienes trabajan largas jornadas, practican deportes intensos o requieren de mayor energía a lo largo del día.

Esta fruta es una excelente fuente de energía, aunque no es excitante como la cafeína o el guaraná. Tampoco produce acostumbramiento ni efectos secundarios.

Es así también recomendable en casos de deportes, ya que si bien es excelente energizante, no deja rastro alguno en sangre. Actualmente, se comercializa en forma de jugos y tabletas.

El Ginseng, otra de las alternativas naturales existentes, es una planta originaria de China y Corea, que además de vitaminas B y C, aporta aminoácidos. Su acción vigorizante ha sido varias veces comprobada en estudios y análisis, tanto en personas jóvenes como de edad más avanzada.

El ginseng es recomendado para mejorar la actividad cerebral, la energía física y el estado en general. Se trata de un estimulante natural de todo el organismo que potencia la función cerebral y física. En esta caso, se recomienda sin embargo la ingesta de manera controlada y bajo la supervisión de un profesional.

Esta planta puede resultar muy eficaz como complemento a una alimentación equilibrada y saludable, para incrementar el rendimiento físico y mental. El Ginseng se puede encontrar también en ampollas.

La levadura de cerveza también se recomienda cuando de mejorar el estado físico general se trata: es un hongo microscópico, “Sccharomyces Cerevisae”, que se encuentra en estado natural en la piel de algunas frutas y en el mosto de la cerveza.

Ampliamente utilizado en dietética, es buena fuente de vitaminas del complejo B, salas naturales y minerales como fósforo, calcio, silicio, zinc y hierro. Además, aporta casi un 43 por ciento de proteínas.

Entre sus beneficios destaca su efecto reconstituyente y depurativo, que ayuda a mejorar el estado de piel, uñas y del pelo, así como a sentirse más enérgico y preparado para las tareas diarias.

Asimismo, ayuda a regular la función intestinal, ya que renueva la flora. Se puede encontrar en polvo, en copos, además de en cubos (que se utilizan para elevar las masas). También es posible encontrar comprimidos y cápsulas de levadura de cerveza.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz