Energía sexual, recomendaciones para recuperarla

Energía sexual

La energía sexual es algo que se puede perder a lo largo de la vida pero que, afortunadamente, también es posible recuperar. Ocurre en ocasiones por la forma en la que nos afectan los problemas del día a día, el estrés y cualquier otro obstáculo con el cual nos encontremos y que interfiera en nuestra estabilidad emocional. Debido a este problema es posible que acabemos sufriendo inconvenientes en la relación de pareja y que nos veamos afectados también a otros niveles. Por ello siempre hay que intentar, ante estas situaciones, sacar pecho y poner en práctica ciertas recomendaciones que nos ayudarán a recuperar la energía que hemos perdido.

Energía sexual con estimulación

Hay distintas maneras de que recuperemos ese vigor sexual que tuvimos en el pasado y que quizá recordamos con nostalgia al haber pasado a tener una relación más apagada con nuestra pareja. Varias de ellas, como veremos a continuación, están relacionadas con la salud y el estado físico. Pero también hay que pensar en la importancia de recibir estímulos y de proporcionar a nuestro cuerpo y mente motivos que le permitan volver a tener el nivel de energía del que hizo gala en el pasado.

Los expertos en educación sexual recomiendan abrir las miras e intentar innovar un poco respecto a nuestras costumbres cotidianas. Si tenemos costumbre de mecanizar toda la relación es importante que intentemos cambiar de prácticas e introducir otros elementos para hacer más dinámico el contacto con nuestra pareja. Para ello podemos introducir complementos, aceites de masaje y cualquier otro método que nos permita desatar la imaginación y dejar volar ideas que podrían beneficiarnos mucho. Dado que estamos en pareja no deberíamos pensar en que algo nos produce un sentimiento de vergüenza, sobre todo si tenemos una confianza establecida con nuestra pareja desde tiempo atrás.

Haz deporte

Si en los últimos años hemos engordado habremos notado que nuestra energía para el sexo ha ido reduciéndose de manera paralela a este aumento de peso. Esto tiene sentido, puesto que estamos provocando que tengamos menos movilidad, que nos cansemos antes y que la circulación no nos funcione de forma adecuada para reforzar el vigor sexual, especialmente en los hombres. Si hacemos deporte comenzaremos a perder peso y de forma progresiva notaremos que vamos teniendo cada vez más ganas de tener relaciones íntimas. Por otra parte, haciendo deporte vamos a proceder a generar endorfinas que nos ayudarán a estar más animados y en forma, con más ganas de disfrutar de la vida y de la relación que tenemos con la persona a la que queremos.

recomendaciones para pareja

Una buena dieta es importante

Parece que aprovechemos cualquier momento para recomendaros que comáis bien y hagáis una buena dieta, pero la realidad es que es algo tan favorable que nunca debemos olvidarnos de ello. Con una alimentación correcta estaremos en posición de recibir una inyección muy positiva que nos ayudará a practicar el sexo con mayor eficiencia. En especial tenemos que introducir en nuestra dieta algunos alimentos específicos, como es el caso de los arándanos, el tomate, la miel o las espinacas. Una dieta rica en estos elementos nos ayudará a tener otro poquito de ayuda con la cual posicionarnos mejor a la hora de recuperar nuestro vigor sexual.

Introduce buenos hábitos

Hay cosas que se pueden comenzar a hacer en el día a día que son muy beneficiosas y que nos ayudarán a tener más energía para este tipo de acciones. Por ejemplo, recomendamos dejar de fumar o reducir el consumo de tabaco al mínimo que podamos para no sufrir irritabilidad y otros problemas derivados que serían contraproducentes. Al reducir el tabaco lo que haremos será tener un mejor flujo sanguíneo, lo cual ayuda a que la fuerza sexual se recupere y esté más en forma. En otro orden de cosas, también es importante que intentemos liberar el estrés y que dejemos nuestra mente vacía para que no se vea dominada por los problemas. Cuanto más agobiados estemos menos ganas tendremos de tener relaciones sexuales y esto evitará, por otra parte, que apoyemos a nuestro organismo a liberar estrés, que es lo que también logramos mediante esta práctica.

Si seguimos estos consejos e introducimos estos hábitos positivos en nuestra vida notaremos que poco a poco, sin que sea algo que ocurra de la noche a la mañana, vamos recuperando la fuerza que tuvimos en el pasado. Eso nos beneficiará mucho en el resto de tareas que realicemos, en el trabajo o en la relación que tenemos con nuestros amigos y familiares. Nos sentiremos más confiados, más llenos de vida y con más ganas de afrontar cualquier tipo de obstáculo que aparezca ante nosotros. Y eso es algo que compartiremos también con nuestra pareja, por lo que el beneficio será doble si ambos estamos conectados en la misma línea de mejora para conseguir que nuestra energía sexual mejore y se potencie de una forma natural y totalmente saludable.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz