Endrinas, te contamos para qué pueden servir

Planta de la endrina

Si decimos endrinas seguro que a más de uno le suene a chino. ¿Y si os decimos pacharán? Este licor tan típico y característico de España está hecho a base de los frutos de un arbusto llamado endrino. Estas frutas tan parecidas a los arándanos tienen un sabor amargo muy característico que hace que resulte difícil introducirlos en cualquier postre o alimento a no ser que se consuma como bebida alcohólica o en una rica y nutritiva mermelada. ¿Pero realmente las endrinas solo sirven para esas dos cosas? ¡Para nada! Al principio puede ser increíble, pero la endrina es una planta de la que se pueden aprovechar todas y cada una de sus partes, desde sus hojas a sus flores, sus frutos e incluso las cortezas. El motivo es que cada una de ellas tiene una propiedad distinta que puede ayudar a que nuestro organismo funcione mejor, sobre todo en temas relacionados con la digestión y el tránsito intestinal.

Las endrinas para luchar contra problemas estomacales

Cada parte de la endrina funciona de una forma distinta. Por ejemplo, su flor es uno de los mejores laxantes naturales, ya que con solo tomar una infusión iremos corriendo al baño. Por eso esta parte del arbusto solo se puede comprar con prescripción médica. Por otra parte, el fruto de la endrina es astringente y puede ayudarnos a detener las diarreas o la descomposición estomacal. Y por último, y no menos importante, la corteza de la planta ayuda a que la flora intestinal se regularice de manera natural, evitando así los episodios de estreñimiento o de diarreas. Como veis, tener presente las propiedades digestivas de esta planta puede ayudaros en más de una ocasión cuando aparezca alguna que otra molestia en el abdomen. ¿Y las hojas que antes comentábamos? Estas tienen un efecto completamente distinto para el aparato digestivo, pero a la vez muy útil para reducir el vientre, puesto que esta parte de la endrina es depurativa y muy diurética.

Para aprovechar sus propiedades digestivas tan solo debéis conseguir flores o frutos y hacer esta infusión. Primero hay que verter un litro de agua en una olla para luego llevarla al punto de ebullición, bajar el fuego a punto medio y verter las flores u frutos y dejar que se cuezan durante 10 minutos. Tras ello apagamos el fuego, dejamos reposar otros 10 minutos y el resultado lo colamos para tomarlo luego como máximo a razón de 3 tazas al día de esta infusión.

Ayuda a adelgazar

La hoja del endrino se utiliza mucho en dietas debido a que es diurética y a la vez ayuda al cuerpo a limpiarse, depurando así el hígado. Esto es importante porque muchas veces nuestro organismo no metaboliza bien algunos alimentos por el simple hecho de que nuestro hígado está sucio por culpa del consumo excesivo de azúcar, grasa, cafeína, alcohol o incluso por el consumo prolongado de cualquier medicamento. Que el hígado se ensucie es muy malo para nuestro cuerpo porque esto deriva en que resulte mucho más difícil adelgazar al sufrir que el metabolismo se ralentice debido a que el cuerpo tarda más en procesar todos los nutrientes que le damos. Debido a ello el consumo de dos a tres tazas al día de una infusión hecha a base de hojas de endrino nos ayuda a ir eliminando las toxinas que acumula nuestro cuerpo durante el día a día a la vez que permite reducir la retención de líquidos.

Es un buen truco de belleza

El fruto del endrino es capaz de reducir y eliminar la grasa del rostro, logrando que su uso sea muy positivo para pieles con tendencias a engrasarse con mucha facilidad. Gracias a sus propiedades astringentes es capaz de bloquear los poros para que estos reduzcan la cantidad de sebo que producen y por tanto que sea más fácil tener una piel limpia y radiante durante todo el día. Así evitamos esas brillanteces en la zona T o el aspecto sucio que sufrimos al finalizar la jornada. Para hacer esta mascarilla necesitáis un puñado de frutos de endrino y machacarlos bien para poder obtener su jugo. Luego debéis colarlo para separar el zumo del residuo. Tras ello hay que limpiar el rostro con normalidad con el jabón como siempre solemos hacer y aplicar un masaje con cuidado. Al final nos secamos.

Una vez tenemos la cara limpia usamos una gasa o compresa y lo humedecemos en el zumo del fruto del endrino para empapar todo el rostro. Hay que evitar el contorno de ojos y de la boca. Tras esto debemos dejar que el jugo se seque y esperar entre 10 o 15 minutos antes de retirar esta mascarilla con abundante agua tibia. Para acabar os recomendamos aplicar vuestra crema habitual y podréis ver que el problema de piel grasa que sufríais desaparece durante el resto del día gracias a las endrinas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz