En el gimnasio: bíceps, curl predicador

curl predicador con pesas

Como sabemos que sois muchos los que os habéis apuntado al gimnasio por primera vez en fechas recientes, continuamos con los artículos que repasan algunos de los ejercicios más extendidos. Con anterioridad hemos hablado del ejercicio contractor y hoy nos centraremos en el curl predicador, con el cual vais a lograr unos estupendos bíceps gracias a implementar una buena dosis de esfuerzo.

Curl predicador, preparación

Siguiendo la tradición, lo primero que hacemos es prepararnos para llevar a cabo el ejercicio. Este ejercicio de brazos es uno de los más recomendables cuando nos ponemos a trabajar en el gimnasio, especialmente en estos casos como el comentado, en el cual estéis comenzando. Nosotros os vamos a dar una guía paso a paso del movimiento y otros detalles, pero si tenéis dudas o nunca habéis usado unas mancuernas, lo mejor será que habléis con un monitor del gimnasio para que os ponga un poco en materia. Nunca debéis tener vergüenza por dejar ver que sois unos principiantes en el gimnasio. Al fin y al cabo, incluso aquellos que ahora son auténticos amos y señores del gimnasio tuvieron un primer día en algún momento de su vida.

Con este ejercicio lo que vamos a hacer es aumentar la masa muscular y pulir la fuerza de la que haremos gala con nuestros brazos. Es una actividad que en la proporción esfuerzo-recompensa destaca como una de las más importantes y recomendables. Será algo en lo que coincidiréis en el momento en el que comencéis con ello, porque notaréis que no es tan difícil de ejecutar como otros de los ejercicios que acabaréis haciendo en el gimnasio.

Para prepararnos cara a realizar el ejercicio necesitamos dos cosas. La primera es la mancuerna que ya hemos mencionado, ajustándola al peso que creamos conveniente en cada momento (como ya hemos dicho otras veces, no os paséis al principio). La segunda es un banco scott, lo que también se conoce como banco predicador (y de ahí el nombre del ejercicio que comentamos). El banco será el lugar donde colocaremos los brazos con el objetivo de llevar a cabo el movimiento y así ponernos en forma de manera muy adecuada sin sufrir ningún tipo de susto, dado que tendremos un buen soporte de ejecución.

Guía paso a paso

Ya veréis que el ejercicio es muy facilito. Con el brazo derecho nos tenemos que asegurar de agarrar la mancuerna (no os olvidéis de la idea de no exagerar con el peso). La llevamos hacia el banco scott y colocamos el brazo con la parte superior hacia arriba. Antes es aconsejable que pongáis una toalla en el banco para evitar el contacto directo, porque si estáis sudados no es muy agradable. Ahora inspiramos y, mientras lo hacemos, hacemos un movimiento por el cual llevamos a que la mancuerna vaya bajando de manera pausada. No debe ser un movimiento rápido, sino uno suave en el cual el brazo vaya acompañando la acción. El final de esta parte del movimiento se produce cuando el brazo y en especial el bíceps haya llegado a una posición totalmente extendida. A continuación exhala y concentra la fuerza en el músculo del bíceps con la intención de recuperar la mancuerna a una posición inicial. Mientras lo haces habrás notado que los brazos se irán contrayendo y que la mancuerna habrá realizado una acción por la cual ahora estará a una altura superior, exactamente a la de tu hombro.

Las repeticiones y la intensidad serán factores que deberéis ir alternando a medida que vuestros músculos ganen confianza en la práctica del ejercicio. Después de las repeticiones que os hayáis planteado hacer con cada brazo tendréis que cambiar al otro y repetir el ejercicio de la misma manera.

Los beneficios del predicador

Gracias al predicador hay algunas partes clave de nuestro cuerpo que van a reforzarse de forma muy sólida. Los bíceps son los principales campeones, dado que mejoran muchísimo por medio de esta práctica. También notaremos la mejora en el antebrazo, y aunque quizá el primer día no notéis demasiado el efecto que está haciendo os recomendamos prestar atención a las siguientes ocasiones, puesto que cambiará vuestra vida de forma muy especial. Con estos ejercicios simples iréis poniendo vuestro cuerpo en forma y conseguiréis un mejor físico. Además, no hay duda de que cuantos más ejercicios como este hagáis en el gimnasio, más confianza ganaréis y más a gusto estaréis en el entorno del gimnasio rodeados de máquinas y atletas.

El curl predicador, aunque no es nuestro ejercicio favorito en las máquinas del gimnasio, sí que es uno de los más populares y el que se lleva el gato al agua entre quienes desean poner sus músculos a prueba y comenzar a progresar para estar más en forma. En una próxima ocasión, después de este ejercicio, hablaremos de las dominadas, que también son imprescindibles para lo que conocemos como el inicio de nuestro periodo de asistencia al gimnasio para ponernos fuertes.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

4 Comentarios on "En el gimnasio: bíceps, curl predicador"

avatar

Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más Votados
JOSE G. ELIZONDO
Invitado
JOSE G. ELIZONDO
9 año 2 meses atrás

ME GUSTARIA SABER DONDE CONSIGO UN PREDICADOR PARA BICEPS, EN MONTERREY N,L, ENVIAR INFORMACION POR E-MAIL

Tu Forma Perfecta
Invitado
Tu Forma Perfecta
8 año 9 meses atrás

Junto con el curl de barra parado son la base y los pilares del desarrollo de los biceps!

martin
Invitado
martin
7 año 7 meses atrás

si me podrias hacer una rutina de dos musculos por dia.gracias

sebas
Invitado
sebas
6 año 7 meses atrás

necesito sacar brazo soy muy delgado demen una rutina buena para salir adelante

wpDiscuz