Embarazo y pérdida de peso posterior, algunos consejos para tener en cuenta

Ser mamá es una experiencia única, pero como comenzamos a compartir el otro día en Vitadelia

puede dejar sus secuelas sobre el cuerpo y en especial sobre la silueta.

Recuperar la línea después del embarazo es una de las mayores preocupaciones de las mujeres después de haber dado a luz. Sin embargo, no hay que perder de vista que según la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología, es normal subir entre 10 y 15 kilos durante la gestación.

Pero también dependerá del estado físico y del índice de masa corporal previo de la mujer. En este sentido, si los valores son bajos al momento de la concepción, sí es posible que haya un mayor aumento de peso más durante la gestación.

No obstante, en el caso de las mujeres que presenten mayor IMC al momento de quedar embarazadas los kilos ganados no deberían ser más de seis.

Si bien después del parto la gran mayoría de las féminas experimentan una considerable reducción del peso corporal debido al bebé que ya ha nacido, a la pérdida de la placenta, del líquido amniótico y de la pérdida de sangre, en muchos casos aún habrá un sobrepeso significativo que deberán perder.

De acuerdo a una encuesta realizada por un portal estadounidense llamado babycenter, un 31% de las mujeres aseguró sentirse no conformes y sufrir desvelos por los kilos de más y por no poder lucir la figura que tenían antes del embarazo. Aún más, una de cuatro de estas madres afirmó sentirse deprimida por ello.

Lo cierto es que el cuerpo de las mujeres sufre grandes transformaciones por y durante el embarazo, y en la mayoría de los casos, no es sencillo retornar al peso y a la figura que se tenía antes.

Sin embargo, volver al estado anterior no es imposible pero requerirá de tiempo y paciencia: será preciso respetar el tiempo natural del período de post parto. 

Durante la cuarentena, seis semanas tras el alumbramiento en las que es habitual que la sexualidad de la pareja prescinda del coito, el útero volverá a recuperar su tamaño, poco a poco, y la mujer perderá, de forma paulatina, los líquidos retenidos durante la gestación.

Los expertos recomiendan en principio comenzar con una rutina sencilla de caminatas durante el periodo de la cuarentena, ya que será una buena forma de comenzar a moverse, al mismo tiempo se podrán iniciar ejercicios específicos para reforzar los músculos del suelo pélvico. Ahora bien, será necesario esperar más tiempo para comenzar con algún tipo de ejercicios si el parto ha sido por cesárea.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz