Embarazo y actividad física, algunos puntos a considerar

@Glowimages 70574.

Que te encuentres en la ‘dulce espera’ no significa que no puedes moverte y ejercitar, al contrario, la actividad física -en tiempo y forma adecuadas- está recomendada para las mujeres embarazadas, ya que no sólo puede ayudar a fortalecer la región lumbar sino también a mejorar el metabolismo, a controlar el peso y favorecer la capacidad cardíaca y pulmonar.

Sin embargo, y aunque esté bien considerado el moverse durante la gestación, hay ciertos consejos que bien habrá que tener presentes. En principio, deberás seguir las indicaciones de tu médico, tanto en lo que a alimentación se refiera, como a nivel de ejercicio. Por lo general, el médico indicará qué actividad y con qué intensidad hacer, y, a no ser que haya algún motivo en especial, no aconsejará lo contrario.

Si hasta el momento de quedar embarazada, llevabas una vida sedentaria, quizá no sea éste entonces el momento más indicado para comenzar. A lo sumo, podrás caminar para mantenerte en cierto movimiento, pero no mucho más. Resulta que el cuerpo, en su período de adaptación al ejercicio, hace uso de recursos calóricos que tu cuerpo necesitará más bien para el crecimiento y desarrollo del bebé. En todo caso, y como dijimos previamente, consulta con tu médico.

En caso de que sí emprendas la actividad física, recuerda siempre: ‘hazlo con calma’. Lo mejor será organizar un programa de ejercicios ligero, con poco peso y con aeróbicos, también ligeros. Algo tan reconfortante como caminar o trotar levemente, hacer bicicleta o utilizar el escalador con cuidado, pueden ser opciones adecuadas para cuando se está en la ‘dulce espera’.

Nunca hagas movimientos bruscos, ni levantes mucho peso, ni prosigas hasta la fatiga. Lo más indicado será contar con supervisión idónea permanente.

No olvides tampoco que la hidratación es algo fundamental, así como la alimentación. En este sentido, también deberás contar con un plan alimentario saludable y equilibrado, que sea adecuado a tu estado de gestación y a tus características particulares. Recuerda que las embarazadas necesitan de mayor consumo de calorías y mayor hidratación.

Organiza tu rutina con momentos de descanso: por caso, podrás concurrir al gimnasio unas dos o tres veces a la semana, y respeta siempre los tiempos de descanso entre sesión y sesión.

Ya a partir del último trimestre de gestación, habrá que extremar los cuidados: durante el embarazo el cuerpo de una mujer cambia, la zona lumbar se curva y cambia el centro de gravedad del cuerpo, lo que afecta a su vez el sentido del equilibrio. Entonces, si seguirás en tu práctica (siempre y cuando cuente con la aprobación del médico), deberás tener más cuidado en tus movimientos y en el nivel de ejercicio que realices.

Nunca pierdas de vista cuál es la prioridad durante esta etapa tan importante: la salud y bienestar de tu bebé, y tuyo. También hay clases especiales que se organizan para mujeres embarazadas, u otras actividades como el yoga o pilates pueden ser ideales.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz