Embarazo: preeclampsia y eclampsia

embarazo

El otro día comenzamos a compartir en Vitadelia algunas de las complicaciones

que pueden darse cuando se intenta quedar embarazada y/o gestar un hijo. Sigamos en esta ocasión, con problemas que pueden presentar las mujeres durante el embarazo.

Preeclampsia

Este nombre quizás llamativo refiere a la hipertensión arterial en las mujeres embarazadas, en combinación con una proteinuria (presencia de proteínas en la orina) y edema, cuadro que pueda surgir después de las semana 20 de embarazo.

La preeclampsia se produce cuando la placenta no llega a desarrollarse por completo y esto da lugar a hipertensión en los vasos sanguíneos maternos. Al afectar la tensión arterial, tanto la salud de la madre como la del bebé, entran en riesgo. El grado de gravedad depende del momento del embarazo en el que se manifiesta y la rapidez con la que avance.

Afecta a cerca del 7 por ciento de las embarazadas y es responsable de muchas de las muertes materno – infantiles que se producen. No se sabe bien porqué se origina, pero sí se conoce algunos factores de riesgo implicados: que sea el primer embarazo, que se dé en adolescentes de menos de 16 años o bien en mujeres de más de 30 años, obesidad e hipertensión en la madre antes del embarazo, diabetes y enfermedades renales.

Algunos estudios también lo han relacionado con una edad avanzada del padre, por ciertas anomalías genéticas del esperma.

Sus complicaciones pueden ser graves e ir desde edema y anemia, hasta daño hepático o hemorragias cerebrales.

Además, las mujeres con antecedentes de preeclampsia tienen ocho veces más riesgo de morir a causa de enfermedad cardiovascular a lo largo de su vida.

Eclampasia

Suele seguir a la preeclampsia, aunque no siempre. Se trata de la aparición de convulsiones durante el embarazo sin que exista circunstancia alguna que las explique. Ocurre en uno de cada 2.000 ó 3.000 embarazos. Un 8-36 por ciento de las madres y un 13-30 por ciento de los fetos mueren.

Es una complicación de mucha gravedad que puede darse en el embarazo. La progresión desde la preeclampsia severa hacia la aparición de convulsiones, pérdida de conciencia e incluso coma, se produce ante un aumento de la presión en el interior del cráneo (debido a la hipertensión sanguínea) producto de una hemorragia cerebral.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz