Embarazo ectópico, te contamos todo lo que debes saber

Mujer con embarazo ectópico

Los tiempos cambian y muchos son los factores que empujan a una pareja a tardar más en tener hijos. Por culpa de la crisis, la necesidad de crecer personal y laboralmente o de no encontrar la persona adecuada, muchas mujeres van atrasando el paso de ser madres hasta que se sienten seguras y con estabilidad en la vida. Eso hace que, por desgracia, en algunas mujeres quedarse en estado pueda resultar algo muy peligroso, ya que a partir de los 35 años el riesgo de sufrir un embarazo ectópico se eleva notoriamente.

Este tipo de embarazo nunca es viable para la criatura y puede ser muy peligroso para la madre. Desgraciadamente, no solo ese grupo de mujeres puede sufrir un embarazo ectópico, sino que se trata de una complicación que puede llegar más allá. Si quieres saber quiénes están en riesgo y qué es exactamente este tipo de embarazo presta mucha atención a todo lo que te vamos a contar sobre el tema.

¿Qué es el embarazo ectópico?

El cuerpo de la mujer por naturaleza ovula y es en esos días cuando las posibilidades de concepción son más altas. El óvulo fecundado se sitúa en el útero y allí se hace la magia de la vida con un proceso por el cual en los siguientes 9 meses se va formando la criatura hasta su nacimiento. Pero en ocasiones el óvulo no llega al útero y se engendra en las trompas de Falopio, provocando que el espacio sea limitado para el tamaño que se supone que debe tener la criatura. Esto deriva en que solo exista la opción de perder al niño porque no hay forma alguna de poder llevar adelante el embarazo sin perderlo o incluso sin morir en el proceso. El motivo de esto es porque a medida que el niño crece en esa zona tan reducida se va complicando el proceso, al existir riesgo de que la trompa se rompa y provoque una hemorragia tan fuerte que la mujer puede llegar a estado de shock y morir si no se trata de forma rápida.

¿Cuál es el grupo de riesgo?

Las mujeres de 35 años tienen un riesgo elevado de sufrir esta complicación en el embarazo, pero las chicas jóvenes también pueden sufrirlo si tienen alguna de las características que comentaremos a continuación. Por lo general esta patología es hereditaria, llevando a que una mujer que sufrió un embarazo ectópico y luego tuvo una hija posiblemente le haya trasladado este riesgo a ella. Existen estudios donde han dictaminado que una de cada tres mujeres que han padecido un embarazo ectópico han podido tener hijos sin problema alguno. Las otras dos o siguen padeciéndolo o pierden el útero en el proceso.

El tabaquismo es otro factor de riesgo para sufrir este tipo de embarazo. Lo mismo se puede decir de las infecciones en los genitales, dado que pueden provocar que las trompas de Falopio se cierren o cicatricen de forma natural. Por último, otro grupo de riesgo son las mujeres que se han ligado las trompas o que han revertido el proceso para poder tener hijos de nuevo.

Embarazo ectópico en mujeres mayores

La aparición de los primeros síntomas

Cuando tenemos un embarazo de riesgo como este en ocasiones no lo detectamos hasta que los dolores son fuertes o aparecen hemorragias. Uno de los primeros síntomas es la ausencia de periodo o sangrado abundante de color pardo. A este síntoma le acompañan dolores en la parte baja del abdomen y en el costado pélvico, el cual causa nauseas, mareos y cólicos. Otro síntoma son dolores fuertes en hombros y cabeza. Si tras notar estos síntomas vamos al médico este podrá ver unos valores anormales en la hormona que genera el cuerpo cuando se está embarazada. Por eso rápidamente hará una ecografía para confirmar que existe un embarazo ectópico y rápidamente pondrá en marcha el protocolo para interrumpir el embarazo.

¿Qué puede provocar?

Un embarazo situado en las trompas de Falopio es algo muy peligroso para la mujer, puesto que esa zona no tiene la flexibilidad ni el fin de acoger un óvulo fecundado. Si no se interviene el crecimiento del infante pueda romper la zona y provocar grandes hemorragias hasta el punto de que la mujer incluso muera a causa de la gran pérdida de sangre. Si el embarazo llega a ese punto y se sufre una rotura de una trompa de Falopio, es vital llamar rápidamente a los servicios de emergencia e informar de lo que ocurre para evitar que la mujer entre en parada cardiorrespiratoria por culpa de la hemorragia o que pase a estado de shock.

En este tipo de situación los sanitarios necesitarán realizar transfusiones de sangre o incluso extirpar el útero para evitar que la paciente pierda la vida. Si hay suerte y se detecta el embarazo ectópico antes de que la situación sea de riesgo, será posible optar por el único modo que existe para solucionarlo: someterse a una cirugía simple. Esta se llevará a cabo para poder extirpar las células que se encuentran instaladas en las trompas de Falopio y cualquier rastro de ellas. Por desgracia, la mujer embarazada de esta manera perderá al hijo que estaba esperando, pero evitará complicaciones que puedan causarle la muerte.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz