Embarazo y cigarrillo: 100% incompatibles

Embarazo y cigarrillo: 100% incompatibles 1

Si eres fumadora y has quedado embarazada, hoy más que nunca, deberías dejar este mal hábito. El tabaquismo no solo daña la salud de la madre sino que también puede provocar perjuicios en la pequeña vida en formación. La mejor forma de proteger al bebé, es dejando de una vez por todas el cigarrillo.

Riesgos

El fumar estando embarazada supone varios riesgos, entre los más destacados se pueden mencionar la mayor probabilidad de parto prematuro o de bajo peso al nacer, así como defectos congénitos o, incluso,  muerte súbita del bebé.

Qué hacer

La solución es simple: dejar de fumar, cuanto antes. Nunca es tarde para dejar el cigarrillo. Lo importante también será abandonar el hábito tabáquico para siempre.

Lo mejor será que la madre no fume, y tampoco luego del alumbramiento, hay que recordar lo nocivo que es para los bebés el humo de segunda mano, es decir, el que los pequeños sean fumadores pasivos.

Además de vulnerar los pulmones del bebé, el humo del tabaco también los deja más proclives a sufrir otros trastornos de salud, infecciones o incluso es más probable que desarrollen asma. Y como si todo esto fuera poco, el cigarrillo es uno de los principales factores de riesgo del síndrome infantil de muerte súbita (SMS).

10 buenos motivos para no fumar

  1.  Menor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo, como aborto o· parto prematuro.
  2. Proteges a tu bebé de sustancias químicas que pueden dañar su crecimiento.
  3. Tu hijo tendrá mucho menos probabilidades de nacer con bajo peso.
  4. Mejor calidad y cantidad de leche para amamantarlo.
  5. La leche estará libre de las sustancias tóxicas del humo que pueden dañar la salud del pequeño.
  6. Ayudas a prevenir la muerte súbita del lactante, que afecta con mayor frecuencia a los bebés de padres fumadores.
  7. Tu hijo tendrá menos probabilidad de desarrollar asma y otros problemas respiratorios durante la infancia.
  8. Tu hijo tendrá menos riesgo de trastornos de conducta y problemas en la escuela.
  9. Educas con el ejemplo: enseñas a tu hijo a que el tabaquismo no es algo normal y, por lo tanto, es menos probable que tu hijo fume cuando sea grande.
  10. Reducirás tu riesgo de morir por infarto o cáncer a temprana edad.
Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz