Embarazo a los 40 y 50, precauciones y riesgos

Embarazo a los 40 y 50

La sociedad está cambiando sus costumbres y algo que ha dado un giro absoluto en los últimos años ha sido la edad a la cual las mujeres tienen a sus hijos. El embarazo a los 40 y 50 ya no es tan extraño y aunque hay especialistas médicos que no lo recomiendan no hay duda de que se ha convertido en una tendencia. Justo hace unos días la famosa Janet Jackson anunció que se encontraba embarazada a sus 50 años, lo que ha hecho que la noticia se convierta en la comidilla del mundo de la música. Pero su caso es similar al de muchas otras mujeres.

Embarazo a los 40 y 50, así es la realidad

Sabemos que por cuestiones biológicas el embarazo es cada vez más complicado a medida que pasan los años. Cuando la mujer llega a los 45 años la capacidad para disfrutar de un embarazo adecuado se reduce de forma significativa. Según las estadísticas solo hay un 1% de las mujeres que consiguen quedarse embarazadas a partir de esta edad. Las cifras aumentan de manera notable en el caso de mujeres que hayan pasado por procesos médicos que les ayuden a concebir de una forma no natural. Esto coloca en serias dificultades las posibilidades de que las mujeres se queden embarazadas desde esta edad, pero es lógico que todo es posible cuando hablamos del cuerpo humano. Es por ello que se dan los casos de mujeres que lo consiguen por voluntad propia y otros en los que se convierte en una sorpresa al pensar estas mujeres que ya no tendrían ese tipo de riesgo al tener relaciones sexuales con su pareja.

Precauciones que debemos tener en cuenta

Aunque los detractores de que las mujeres se queden embarazadas a una edad avanzada prefieren remarcar que hay que tener muchas precauciones en mente, lo cierto es que ninguna se aleja de las normales para cualquier otro tipo de embarazo. Esto significa que tendremos que adoptar una dieta adecuada, tomar vitaminas prenatales, evitar el alcohol por todos los medios posibles y aquellos alimentos que pueden terminar siendo problemáticos para las personas. En este último grupo incluiríamos aquella comida que suele alojar bacterias muy perjudiciales en el desarrollo del embarazo. Algunos de los alimentos a evitar incluyen la carne que no haya sido bien cocinada o el pescado crudo. En esta misma línea no hay que olvidar que el pescado y el marisco se tienen que reducir también, puesto que nos interesa que la embarazada no ingiera demasiado nivel de mercurio. Para que no tengamos otros problemas de salud los productos que no estén pasteurizados también se tendrán que dejar fuera de la dieta.

Como últimas recomendaciones para conseguir que el embarazo vaya bien en este margen de edad será adecuado hacer algo de deporte (pero nunca que incluya algún tipo de contacto físico con otras personas) y realizar ejercicio de forma que la tasa de ritmo cardíaco esté siempre por debajo de 140 pulsaciones por minuto. Por lo tanto, aunque no son precauciones especializadas para esta fase de la vida, sí que hay que aplicarlas de una manera obligatoria mientras estamos embarazadas.

Riesgos de este embarazo

Pero aunque no hay precauciones específicas, sí que existen algunos riesgos a los que hay que plantar cara si nos comprometemos a llevar un embarazo a esta edad. El principal riesgo se encuentra en que el hijo desarrolle anomalías cromosómicas, lo que es el principal motivo por el cual muchos especialistas recomiendan a las mujeres que quieren quedarse embarazadas a esta edad que utilicen óvulos donados por chicas más jóvenes. Esto evitaría las anomalías y otros posibles problemas en la concepción.

riesgos en el embarazo

A esto hay que sumar que durante el embarazo pueden surgir otros riesgos, como hipertensión, diabetes, una tasa de crecimiento demasiado lenta en los bebés o incluso partos prematuros. Son suficientes riesgos como para que haya muchas mujeres que piensen en si están tomando la decisión correcta. Pero si nos remitimos a los riesgos existentes hay pocas diferencias respecto al resto de los embarazos.

Una tendencia que se extiende

¿Por qué las mujeres deciden ahora quedarse embarazadas más tarde? Es parte del cambio de pensamiento de la sociedad actual, en la cual los individuos tratan de dedicar más tiempo de su vida al trabajo y el ocio, retrasando el momento en el que tienen descendencia. Es bueno ver que cada vez hay mujeres más valientes que se animan a tener un embarazo a los 40 y 50, siendo capaces de decidir cuándo quieren tener hijos por sí mismas.

Puede haber otras implicaciones morales, pero en términos médicos sabemos lo que hay que tener en cuenta por lo que hemos comentado en este artículo. Además, a día de hoy no hay que olvidar que las mujeres, a esta edad, están más fortalecidas psicológicamente y pueden tener más medios y tiempo con los que disfrutar de un embarazo adecuado.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz