Elige el mejor equipamiento deportivo para tus rutinas en el gym

Elige el mejor equipamiento deportivo para tus rutinas en el gym 1
No estamos descubriendo la pólvora si decimos que la clave para llevar una vida sana está en combinar una alimentación saludable con la cantidad adecuada de ejercicio físico. No se trata solo de imagen, que también, sino de mantenerse en forma y mejorar la calidad de vida. A medida que cumplimos años el cuerpo se va resintiendo y sufriendo achaques. Mediante el cuidado personal podremos retrasar y reducir los efectos del envejecimiento.

Tras años de malos hábitos, emprender el camino de las rutinas saludables no resulta fácil. Requiere de mucha fuerza de voluntad y de muchos sacrificios, pero poco a poco iremos corrigiendo nuestros errores diarios hasta que hayamos automatizado e integrado en nuestra vida esos gestos que nos harán vernos y sentirnos mejor, tanto por dentro, como por fuera.

La alimentación es la base del bienestar

El momento de la comida es uno de los más gratificantes del día. La comida se ve como una especie de recompensa por todo el trabajo diario realizado. Es un tiempo que nos tomamos para romper con la jornada laboral y descansar. Esta relajación la extendemos a la elección de nuestro menú y es que, en muchas ocasiones, escogemos platos muy sabrosos y adictivos con los que nos abandonamos y desconectamos del estrés diario.

Lo importante es llevar una dieta variada en la que abunden las frutas y las verduras, pero que no deje de lado aquellos alimentos que nos aporten las cantidades necesarias de hidratos de carbono, proteínas y grasas, aunque, evidentemente, hay que controlar la ingesta de este tipo de alimentos. Lo que sí hay que evitar a toda costa son los alimentos procesados repletos de grasas saturadas y calorías vacías. Hablamos en especial de la comida basura, los snacks de patatas o los refrescos.

El ejercicio

Junto con la alimentación, el otro pilar fundamental para tener un estilo de vida saludable es la práctica de ejercicio físico. No hay peor enemigo para la salud que el sedentarismo. Hay que intentar realizar algo de ejercicio físico cada día, aunque sea algo tan simple como salir a caminar.

El deporte es algo adictivo. Al principio resultará difícil sacar tiempo para realizarlo, pero a medida que nos vayamos familiarizando con la actividad, iremos disfrutándola más y más. Se trata de dar con el deporte que más nos haga disfrutar, así practicarlo no se nos hará cuesta arriba.

El gimnasio, una opción muy completa

Acudir al gimnasio es una de las mejores opciones que podemos escoger a la hora de practicar deporte, y lo es por varias razones:

  • No necesitas a nadie para poder ir.
  • Tiene máquinas para hacer ejercicios aeróbicos y pesas para poder trabajar y definir la musculatura.
  • Aunque llueva, puedes ir.
  • Ofrece una gran flexibilidad horaria.

En el gimnasio el equipamiento deportivo adecuado es básico. Poca gente le atribuye la importancia que merece, pero el calzado es un elemento fundamental para la ejecución de nuestras rutinas. Empezando por el hecho de que no se puede acceder a las zonas de trabajo de los gimnasios con calzado de calle por cuestiones de higiene.

Hay una gran variedad de tenis para gym que, además, harán más fáciles tus rutinas y tus ejercicios de fitness. Escoge unas zapatillas con las que te encuentres a gusto. Si no estás cómodo con los tenis, no podrás rendir al 100%. Un calzado ligero, sin costuras que te provoquen rozaduras, ni heridas. Que sean fáciles de poner y que se ajusten a la perfección a tus pies. Resistentes, pero flexibles y que te aporten estabilidad y agarre. Lo ideal para unos tenis es que cuando los uses, ¡te olvides de que los llevas puestos!

La ropa que utilizamos en nuestros entrenamientos puede marcar la diferencia. Una vez que ya hayamos conseguido acostumbrarnos a ir al gimnasio y que ya sabemos cómo entrenar, habrá llegado el momento de seguir progresando, de exprimir nuestras rutinas al máximo. La ropa con tecnología infrarroja RUSH te aporta el punto extra que necesitan tus entrenamientos. La ropa con esta tecnología funciona de la siguiente manera: al ejercitarnos nuestro cuerpo desprende energía. Parte de esa energía es absorbida por el tejido, que la devuelve a los músculos, de manera que se produce un incremento de tu fuerza y de tu resistencia.

A la hora de comenzar tu rutina de ejercicios diaria no olvides llevar una toalla para secar tu sudor. Recuerda que, después de ti, habrá otra persona que quiera usar la máquina que hayas utilizado y que debes dejarla limpia y lista para ser usada. Si vas a trabajar con pesas, barras y mancuernas, unos guantes te ayudarán a proteger tus manos.  Acude siempre al gimnasio con una botella de agua, ya que debes mantener una hidratación perfecta durante tu entrenamiento, tanto si solo pretendes hacer un mantenimiento, como si intentas ganar volumen muscular.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz