El yoga, mayor juventud y bienestar

El yoga es una disciplina beneficiosa, y desde muchos puntos de vista. Si eres joven y la practicas, seguro llegarás a más grande en mejor estado, tanto físico como emocional y mental. Ahora bien, si eres mayor de 40, recuerda que nunca es tarde para comenzar, y piensa que además el yoga está considerado una potente forma de “retrasar el envejecimiento”.

Quizá sea hora de preguntarte, ¿por qué no? Como el té verde, el yoga es una opción saludable que podemos elegir en nuestra vida y que nos aportará beneficios, nos hará sentir bien y nos ayudará a envejecer menos o, cuanto menos, más “armoniosamente”.

Ya varios estudios han comprobado que el yoga ayuda a mantener la fuerza muscular, la flexibilidad, el equilibrio y la resistencia, todo lo cual además disminuye el riesgo de sufrir lesiones. Y, desde el punto de vista emocional, es ideal para aliviar el estrés y la ansiedad, propicia el auto control, y, por ende, ayuda a sentirse mejor, más centrado y con energías.

Además, si lo que quieres es también cuidar tu silueta, ten presente que el yoga al equilibrar los niveles de cortisol, que es precisamente la hormona que se segrega en mayor cantidad ante niveles altos de estrés, ayuda a que no se acumule grasa en la región abdominal (el cortisol en cantidades favorece la acumulación de lípidos en dicha zona).

Con respecto a su acción “rejuvencedora”, pues no sólo el simple hecho de sentirse mejor,  más pleno y calmo, harán su parte, sino que también ciertas poses pueden ser directamente estimulantes en este sentido, en tal caso, pide a tu instructor/a que los haga trabajar en tal dirección.

De todas formas, te dejo dos posiciones del yoga compartidas en el sitio That´sFit, a su vez instruidas por Beth Shaw (una conocida instructora norteamericana de yoga):

* La “paloma de espaldas”

yoga-pose-425jd091609

A nivel físico: esta posición ayuda a mantener las caderas flexibles y “sueltas”. Si bien actividades básicas como el caminar, trotar o andar en bicicleta no nos causarán daños por si mismas, sí es posible que “cierren” nuestras caderas, y que, por lo tanto, con el tiempo el riesgo de lesión se incremente. Por ello, con esta pose del yoga se estará abriendo y dando aire a la zona.

Desde un punto de vista emocional: las caderas son una especie de depósitos de emociones, al abrir esta región también se estarán aliviando tensiones, dejando ir las emociones acumuladas negativas a lo largo de los años.

*De pie, con leve curva hacia atrás

yoga-pose-240jd091609

Beneficio físico: Cuanto más años cumplimos, más hacia adelante se inclina el cuerpo. Esta posición ayuda a contrarrestarlo, al abrir el tronco, mejora la postura corporal. Además, alivia las tensiones musculares (sobre todo, en la región de la espalda).

Emocionalmente: Al abrir el pecho, también se expande el corazón. Esta asana estimula el centro del corazón, y los sentimientos que de él surgen, el amor y la compasión, haciéndonos sentir más abiertos, equilibrados y puros.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz