El verano y el colesterol

helados

Uno de cada dos adultos en España sufre de colesterol alto, y un 53 por ciento de estos pacientes sigue un tratamiento para revertir sus niveles de colesterol elevado, según los resultados de un estudio global realizado en el país (ENRICA). El verano puede ser un momento de mayor tentación en lo que respecta a las comidas: las vacaciones, la playa y las comidas afuera, los picnis y otros hábitos propios de esta temporada pueden atentar contra la salud.

En el país, predomina una ‘dieta mediterránea evolucionada’, con exceso de carnes y otros productos grasosos de origen animal, según este mismo trabajo de ENRICA. Además, y para colmo de males, sólo un pequeño porcentaje de la población alcanzaría a cumplir la ingesta mínima de verduras y frutas.

Repasemos en este post de Vitadelia algunos consejos y puntos a tener en cuenta para no hacer desarreglos que luego se puedan lamentar.

*Desayunos de buffet libre (típico en los hoteles)

Si bien pueden ser muy tentadores a la vista y son una alegría a la hora de hospedarse en un hotel, no hay que perder la calma. Si bien el desayuno es una comida importante en el día, debe ser siempre equilibrado, saludable y en su justa proporción. Comenzar el día con un huevo frito, bollería o embutido no será, precisamente, lo más indicado.

Quizá puedas darte un gusto el primer y último día de tus vacaciones, pero que no sea moneda corriente porque no será algo saludable e irá en contra de tu colesterol. Frutas, zumos, cereales, infusiones y alguna croissant podrán sí formar parte de tu desayuno.

*Barbacoas

Enemigos número uno de la salud: las carnes y embutidos. Este tipo de productos derivados de animales suelen ser los protagonistas en las barbacoas de verano. Exceso de grasa saturada y colesterol que pueden disparar las cifras más allá de lo recomendable.

*Helados de nata (lácteos)

El verano y el calor invitan a tomar helados: en la playa, después del almuerzo, por la tarde… cuando las temperaturas son elevadas cualquier momento parece apropiado para un helado. De igual modo a lo anterior, si quizá sí puedas darte algún que otro gusto, lo mejor será optar por otros alimentos dulces refrescantes: batidos, un té helado (pueden ser herbales), una horchata bien fría, un granizado o un sorbete sin alcohol.

*Comidas improvisadas en la playa o piscina

Los quesos, bocadillos de embutidos, pizzas u otras preparaciones rápidas y grasosas para salir del paso deberían ser sólo excepción. Lo mejor será consumir ensaladas en algún lugar cercano y/o llevarse una vianda más saludable.

*Demasiados cafés al día.

En vacaciones, también suele darse un abuso del café. Lo conveniente es no beber más de dos o tres tazas al día de café o equivalentes (bebidas con cafeína). Resulta además que las estatinas son los medicamentos más eficaces para reducir el colesterol: varias investigaciones han demostrado que la cafeína es antagonista de los receptores de adenosina, necesarios para que actúen estas estatinas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz