El uso del ácido hiaurónico en medicina estética

El uso del ácido hiaurónico en medicina estética 1


El ácido hialurónico es una molécula presente en nuestro organismo que se utiliza en medicina estética con el fin de eliminar arrugas de expresión. Como ocurre con el botox, el ácido hialurónico se usa en el cuello y el rostro, sobre todo el tercio superior: entrecejo, patas de gallo, surcos o pliegues del rostro.

Al igual que el botox, contribuye a la relajación de los músculos del rostro, no los paraliza. El ácido hialurónico es positivo para las pieles deshidratadas o aquellas que son muy pálidas. Esta sustancia aumenta el volumen e hidratación de la piel y consigue que se vuelva más tersa y brillante.

Aplicaciones estéticas del ácido hialurónico

Normalmente, las clínicas que ofrecen este tipo de tratamientos lo utilizan para recuperar el volumen o remoldear ojeras, pómulos, mejillas, mentón, mandíbula y labios. Se usa además para aumentar al volumen de la zona de los pechos y los glúteos, así como combatir las secuelas del acné.

Lo pueden utilizar tanto hombres como mujeres. Se trata de una técnica muy eficaz e indolora, como podemos ver en el siguiente enlace http://www.cirugiaestetica10.net/acido-hialuronico/

Cómo se aplica el ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia presente en el organismo, por lo que un tratamiento de este tipo es totalmente compatible. El tratamiento dura entre 30 minutos y 1 hora y es indoloro, dependiendo del lugar donde se aplique, se puede utilizar anestesia local o no.

Aunque es un tratamiento indoloro, se aconseja tras la sesión, permanecer en reposo durante al menos tres horas. No se recomienda en ningún caso volver a someterse antes de otra sesión en menos de tres meses y lo aconsejable es una vez cada año o cada dos años.

Cuando se procede a una aplicación de ácido hialurónico es habitual sufrir un hinchazón en la zona afectada, que irá desapareciendo poco a poco, durante el tiempo que debe mantenerse reposo. Para reducir la hinchazón, que se puede mantener durante varios días, se puede aplicar hielo. Al cabo de esos días, la zona de la piel lucirá más brillante y tersa, con mejor aspecto.

Precauciones con el ácido hialurónico

Es importante no exponerse al sol durante los días posteriores al tratamiento. En ocasiones, tras un tratamiento de este tipo se puede desarrollar hipersensibilidad de la piel y picor e incluso erupciones cutáneas. Suelen ser síntomas temporales, pero si se mantienen, se debe consultar con un especialista médico.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz