El trasero de Jennifer Lopez, ideas de una sociedad más abierta

El trasero de Jennifer Lopez en forma

En el pasado han quedado los días en los que las mujeres estaban sometidas a unos estándares de belleza imposibles de conseguir y que, en ocasiones, no resultaban saludables. La sociedad es mucho más abierta ahora y ejemplos representados como en el trasero de Jennifer Lopez son un buen ejemplo de ello. La conocida actriz y cantante ha hablado recientemente de cómo ha llegado a aceptar su propia belleza y cómo le gustaría que su caso sirviera de ejemplo a otras mujeres.

El trasero de Jennifer Lopez, se acabaron los estándares

Los últimos años han sido una clara demostración de que el tiempo en el que existían unas medidas perfectas han terminado. No solo porque el mundo de la moda lo haya ido entendiendo poco a poco, sino porque la propia sociedad ha olvidado los prejuicios que existían por las curvas. En gran medida se han ocupado de reafirmarlo mujeres célebres en el mundo de la música, el cine y el entretenimiento en general, donde sus figuras se han apoyado en la flexibilidad de Internet para encontrar apoyo. Si en el pasado una de estas mujeres tenía que creer que su figura no era la adecuada por no tener nadie que le dijera lo contrario, hoy día ocurre todo lo opuesto.

El mundo ha hablado y se ha expresado en la red, y ha encumbrado la fuerza y la liberación que mujeres como Jennifer Lopez o Kim Kardashian han demostrado. ¿Por qué sus cuerpos no pueden ser perfectos en comparación a los de mujeres que se encuentran mucho más delgadas y tienen menos curvas? Su propia liberación ha sido la liberación de miles de mujeres en todo el mundo que disfrutan de una nueva vida, de mayor autoestima y de más éxito en todas las facetas gracias a que ya son conscientes de que no hay nada malo en tener el cuerpo que tienen.

Casos muy reconocibles

Lo que cuenta Jennifer Lopez es un claro ejemplo de algo que han sufrido cientos de mujeres famosas en su misma situación. Para ella su vida hace unos años era una constante lucha con su agente, que le increpaba que tenía que perder peso de forma constante aunque ella estuviera satisfecha con su figura. Los sentimientos que sufría la cantante no eran buenos, puesto que aunque ella se sintiese bien, recibía comentarios tóxicos de esta persona de una manera habitual. Cada vez que los sufría su autoestima bajaba y pensaba que quizá era ella quien estaba equivocada y que tendría que cambiar de estilo de vida para tener otra figura, una que no identificara con ella.

Por suerte, con el paso de los años Jennifer fue entendiendo que ella es como es, y que quien quiera la puede aceptar y quien no mirar a otra parte. Y eso ha llevado a que no solo esté satisfecha con cómo es, sino a que reafirme estos rasgos que cree que le aportan más personalidad a su figura. Un comportamiento que ha servido de ejemplo y que le ha proporcionado una mayor popularidad como artista, dado que se nota que los prejuicios no entran en su forma de comportamiento.

La propia Lopez mencionaba hace unos días que una seguidora le había dicho que gracias a su forma de ser y a su manera de pensar ella también había decidido cambiar de filosofía. Hasta ahora la joven había ocultado sus curvas llevando ropa en la cintura que tapara aquello que creía que no estaba bien visto, pero desde que se armó de valor gracias a las acciones de Jennifer se encuentra más feliz y satisfecha con su vida. Para la cantante es más de lo que podría haber deseado tal y como comenta, que dice estar muy feliz por ver que alguien ha tomado en cuenta sus decisiones para también comportarse y mostrarse al mundo de la forma en la que es en realidad.

La revolución de las curvas

Esto no significa, por otra parte, que ahora el estándar de belleza sea aquel que está representado por las curvas y por los glúteos de Jennifer Lopez. La realidad es que la sociedad está madurando y eso ha llevado a que desaparezca el estándar. Se trata simplemente de otro de los modos de diferenciar y categorizar a las personas, algo que está camino de desaparecer si las personas seguimos demostrando que hemos aprendido a respetar a los demás de una manera más abierta.

Así que si eres una mujer que está un poco acomplejada por sus curvas, que siempre recibe comentarios molestos de personas de confianza, te pedimos que sigas el ejemplo de Jennifer Lopez y que entiendas que tú eres así y que eso no debe cambiar porque te lo digan los demás. Busca la manera de sentirte bien contigo misma como tú quieras, con curvas, sin curvas o con la forma de cuerpo que prefieras. La vida es muy corta como para sufrir por lo que digan los demás y lo ocurrido con el trasero de Jennifer Lopez nos debería ayudar a todos para inspirarnos un poco.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz